Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector TI español sigue creciendo

  • Negocios

generica tecnologia negocio

Según las cifras publicadas por AMETIC, el sector de Tecnologías de la Información en España continuó creciendo por quinto año consecutivo en 2018, marcando un nuevo récord de crecimiento y facturación. Esta bonanza está afectando a todos los segmentos, tanto hardware como software y servicios de TI, y los expertos prevén que durante este año la tendencia continuará, a pesar de la falta de grandes proyectos en las Administraciones Públicas.

El sector TI en España está creciendo, impulsado por la transformación digital que se está dando en el entorno empresarial y en las administraciones públicas. Según las cifras del último informe anual de la patronal AMETIC, en 2018 la facturación del sector ascendió a 26.765 millones de euros, un 7,3% más que en 2017 (24.946 millones), lo que marca el quinto año consecutivo de crecimiento. Aunque las cifras han sido inferiores a las esperadas por los expertos, ya que durante el año pasado las Administraciones Públicas no invirtieron en nuevos proyectos de TI destacados, debido a la congelación de presupuestos.

A pesar de ello, los tres segmentos principales, hardware, software y servicios TI, mostraron un crecimiento continuado. Los expertos señalan que la transformación digital de la economía española, en su conjunto, continuará impulsando el sector TI español, y durante este año destacarán los avances en la implementación y desarrollo de las principales tecnologías habilitadoras de la transformación digital, como la IA, Big Data, IoT, Blockchain o la computación cuántica, entre otras. Y muy especialmente la ciberseguridad y la computación en la nube, que seguirán siendo la base de las iniciativas digitales.

De los tres segmentos principales, el de servicios de TI ha crecido un 8,8% el año pasado, logrando una facturación de 18.661 millones de euros. El software aumentó un 7,2% interanual hasta los 3.501 millones de euros y el hardware un 1,7% hasta lograr una facturación de 4.653 millones. Según los expertos, los servicios TI están creciendo por encima de la media desde hace años, alcanzando el 70% de toda la facturación del sector, y seguirán haciéndolo este año, impulsados por la creación de nuevos servicios tecnológicos.

Sobre todo, destaca la creciente demanda de servicios de consultoría para apoyar la transformación digital de las empresas grandes y medianas. Y los servicios de soporte también han mantenido unas cifras positivas, debido a la necesidad de mantenimiento de las infraestructuras tecnológicas existentes. Las inversiones en servicios de TI han crecido especialmente en el sector financiero, de energía e industria, por una tendencia a la externalización de actividades que no pertenecen al núcleo del negocio.

En cuanto al segmento de software, su crecimiento se debe especialmente a la adopción de software de gestión (ERP, CRM…), mientras que las herramientas de desarrollo han visto una disminución de sus cifras. Pero, además, se ha registrado un crecimiento importante de las nuevas soluciones cloud, debido a la creciente adopción de modalidades de entrega “como servicio”, que poco a poco están sustituyendo a los productos de hardware y software tradicionales. Y el avance de la Administración Electrónica también está impulsando una mayor adopción de productos de software y servicios de TI en el sector público.

El segmento de hardware se ha visto afectado por los problemas de escasez de CPU en todo el mundo, especialmente en los ordenadores. Pero se ha producido un ligero incremento en la renovación de equipos, debido a las necesidades que han impuesto los nuevos proyectos institucionales y al aumento de la demanda del sector privado. Aunque el problema de la congelación de presupuestos afectará a las cifras de este segmento durante este año.

Paralelamente a la mejoría del sector TI español, el empleo vinculado a la tecnología también está creciendo, y durante 2018 se registró un total de 231.500 trabajadores con un empleo directo en TI. Y las previsiones son de un importante crecimiento a corto plazo, con una demanda de empleo tecnológico que superará de largo a la del sector servicios, entre otros. Pero los expertos también señalan que hay una brecha importante entre las necesidades del mercado laboral y la capacidad del país para suministrar profesionales capacitados en las áreas clave que demandan las empresas.