Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

5 tendencias que revolucionarán los medios de pago en 2020

  • Negocios

wearable pago

La forma de pagar por productos y servicios está cambiando mucho con respecto a cómo se hacía hace unas décadas, por la introducción de los nuevos modelos de comercio minorista online y de las nuevas formas de pago a distancia o a través de Internet. Los expertos de la firma Ingenico destacan cuatro tendencias principales que introducirán cambios importantes en los medios de pago a lo largo de 2020.

En los últimos 20 años ha cambiado completamente la forma de realizar los pagos, sobre todo con la introducción de las transacciones electrónicas que se emplean el comercio online o en los puntos de venta, donde cada vez se utiliza menos el dinero en papel o moneda física. Y esto va a seguir cambiando a medida que las plataformas móviles ganan terreno a las formas tradicionales de comprar online, y que los monederos digitales van sustituyendo paulatinamente al dinero convencional.

En este contexto entran en juego nuevas tecnologías que van a revolucionar la forma en que se realizan los pagos, y la empresa Ingenico, líder mundial en pagos, ha realizado un estudio en el que destacan cinco principales tendencias disruptivas que transformarán la industria a partir de 2020, y que todos los actores de la economía deben tener en cuenta para avanzar al mismo ritmo que la sociedad y los negocios.

Comercio social y por voz

Los expertos opinan que a partir del año que viene el comercio a través de plataformas sociales y el llamado “comercio por voz” se integrarán completamente en nuestra vida, permitiendo que los clientes puedan realizar compras a través de chatbots en redes sociales o en dispositivos con asistentes de voz, de forma instantánea. Y destacan que cada vez tendrán más presencia los servicios de valor agregado (VAS), que complementarán las transacciones en terminales de pago y que ofrecerán capacidades adicionales tanto a los minoristas como a los consumidores, potenciando las posibilidades de fidelización de los clientes.

Plataformas únicas de pago a través de objetos IoT

La irrupción del concepto Internet of Things abarca numerosos ámbitos de la vida, con dispositivos conectados que intervienen en las actividades diarias en el hogar, el ocio y el trabajo. Y esto incluye los pagos, con la llegada de nuevos dispositivos wearables que se integran con las plataformas de monedero digital. Pero los expertos van más allá, y afirman que todos los dispositivos IoT comenzará a estar conectados entre sí, facilitando que los pagos se puedan hacer de forma instantánea y segura a través de wearables, vehículos conectados y todo tipo de dispositivos y objetos IoT, sin necesidad de que intervengan los teléfonos móviles o los ordenadores.

Tecnologías de seguridad emergentes

Los nuevos medios de pago no tienen futuro sin poner la seguridad como punto principal de su desarrollo. Y, en este sentido, están surgiendo nuevas tecnologías de seguridad que sustituyen al clásico PIN. Aquí entran en juego la seguridad biométrica, el pago a través del móvil y las nuevas tecnologías de seguridad derivadas del mundo de las criptomonedas, como blockchain, o la inteligencia artificial y el aprendizaje automático aplicados a la seguridad en los pagos.

Integración de la venta física y online

Los medios y formas de pago están cada vez más cerca del éxito en las ventas y en la experiencia del cliente, factores clave en los negocios físicos y digitales. Y los consumidores demandan sistemas de pago que sean sencillos y discretos, pero que sean totalmente seguros y estén totalmente bajo su control. A la vez, quieren que estos sirvan tanto online como en las tiendas físicas, sin complicarles las cosas a la hora de comprar. Por ello, los expertos opinan que a partir de 2020 se verá cómo los proveedores y comercios minoristas se esforzarán más por fusionar los sistemas de compra y pago físicos y online, mejorando la experiencia omnicanal para mantenerse a la vanguardia y seguir teniendo éxito en los negocios.

Mayor influencia de las startups y las Fintech

Sin las nuevas ideas y las osadas apuestas de las empresas más innovadoras no es posible mantener el ritmo de evolución tecnológica que demanda la sociedad. Y esto es muy importante en el comercio y en los pagos, sectores que necesitan estar constantemente a la vanguardia para no perder su empuje comercial. Por ello, los expertos creen que las grandes empresas continuarán apoyándose en la innovación de las startups y de las modernas Fintech para seguir afianzando su posición en los mercados digitales y para estar al día en las nuevas fórmulas de pago y de ventas.

Estas cinco tendencias tendrán un importante impacto en los próximos años, que comenzará a notarse en 2020. Según señaló Michel Léger, EVP de Innovación en Ingenico, “En los últimos cinco años, el comportamiento y las expectativas de los consumidores han cambiado radicalmente la forma en la que realizamos y recibimos los pagos. Hasta hace poco, los consumidores aún tenían que pagar cuando se les pedía. Ahora pueden pagar cuando quieran, donde quieran y cómo quieran”.

Añadió que “Este cambio de comportamiento, impulsado en gran medida por el cambio de efectivo a no efectivo, ha llevado a nuevos usos y métodos de pago que se crean a un ritmo que nunca habríamos imaginado hace solo uno o dos años. Y este proceso de cambio no solo no se detendrá, sino que se acelerará el próximo año al abrigo de las nuevas tecnologías”.