Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

En 2020 comenzará de nuevo el crecimiento del gasto TI en EMEA

  • Negocios

crecimiento

Durante los últimos tres años diferentes factores económicos y políticos han ocasionado que el gasto TI de las organizaciones en la región de EMEA se haya resentido. Pero de cara a 2020 los analistas de Gartner opinan que se logrará recuperar el crecimiento, con previsiones de que se alcanzaría un aumento del 3,4% interanual, llegando hasta uno 798.000 millones de dólares.

En un reciente simposio de Gartner celebrado en Barcelona, los analistas destacaron que en 2020 se logrará recuperar la senda del crecimiento en el gasto TI dentro de EMEA. Concretamente, su vicepresidente de investigación, John Lovelock, apuntó que “2020 será un año de recuperación para el gasto en TI en EMEA, después de tres años consecutivos de declive. Este año, las caídas del euro y la libra esterlina frente al dólar estadounidense, al menos en parte debido a las preocupaciones sobre el brexit, redujeron parte del gasto en TI y causaron un aumento en los precios locales del hardware tecnológico”.

Pero destacó que “sin embargo, 2020 será un año de recuperación ya que se espera que se resuelva el Brexit y se alivie la presión sobre los tipos de cambio”. Las cifras que barajan los analistas de esta consultora son que el año que viene el gasto crecerá un 3,4% interanual hasta unos 798.000 millones de dólares. A pesar de la mejoría, los expertos prevén que este año el gasto en dispositivos (incluyendo tabletas, PC y teléfonos móviles), bajará un 10,7%. Y se espera que el año que viene baje otro 1,3%, ya que tanto consumidores como empresas invertirán menos en PC y tabletas.

Mientras tanto, el gasto en software empresarial será el motor principal del gasto en TI. Para este año se estima que este segmento registrará un crecimiento del 3,4% interanual, un porcentaje que ascenderá al 9,2% en 2020. En este contexto, destaca el Software como Servicio, que crecerá un 14,1% en 2019, con previsiones de aumentar otro 17,7% el año que viene.

También se espera que el segmento de servicios de comunicaciones logrará un crecimiento a largo plazo, a pesar de que los servicios de línea fija seguirán disminuyendo hasta al menos 2023, tanto en el consumo como en los espacios comerciales. Y, aunque se espera un descenso del gasto en móviles, el gasto en datos móviles sí seguirá aumentando entre un 3% y un 4% anual.

Por otro lado, el gasto en seguridad en EMEA crecerá un 9,3% este año y otro 8,9% el año que viene. En palabras de Lovelock, “Globalmente, el gasto en seguridad está aumentando y está impulsado por la necesidad de cumplir con los aranceles, las políticas comerciales y los derechos de propiedad intelectual. En EMEA, las preocupaciones de privacidad y cumplimiento, impulsadas por GDPR, tienen prioridad”.

En el ámbito de la nube, Estados Unidos lidera el gasto derivado de la adopción de servicios cloud, y de cara a 2020 se espera que alcance unos 140.400 millones de dólares, creciendo un 15,5% con respecto a este año. La segunda posición es para Reino Unido, con previsiones de que el año que viene logrará sumar un 8% del gasto total en servicios de la nube pública (16.600 millones de dólares), un 13,2% más que este año. La tercera posición será para EMEA, que en 2019 llegará a unos 50.000 millones de dólares, y de cara a 2020 podría aumentar hasta 57.700 millones de dólares.

Para concluir su informe, Lovelock dijo que “Las organizaciones en Europa, independientemente de la industria, están cambiando su equilibrio de lo tradicional a lo digital, avanzando hacia el equilibrio tecnológico, un punto de equilibrio tecnológico que define qué tan digital debe ser una empresa para competir o liderar. No todas las empresas necesitan ser digitales de la misma manera o en la misma medida. Este movimiento hacia el reequilibrio de lo tradicional y lo digital es claramente visible entre las empresas de EMEA”.