Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

A pesar del crecimiento de la demanda, el precio de los chips 5G podría no bajar

  • Negocios

Chip de 7 nanometros

La llegada de 5G viene cargada de especulaciones, y entre ellas está si el precio de los componentes como SoC y otros chipsets bajarán de precio a medida que aumente la demanda de tecnologías preparadas para las nuevas redes. Pero los expertos afirman que a pesar de que los pedidos de componentes 5G irán creciendo, especialmente para dispositivos de gama media, los principales fabricantes van a intentar mantener los precios.

Los fabricantes de tecnología están preparándose para la implementación de las redes 5G en todo tipo de dispositivos, tanto de consumo como de uso profesional. Esto generará una nueva demanda de componentes como chips de comunicaciones inalámbricas, chipsets para dispositivos móviles e IoT y otros componentes para equipos informáticos y para las propias redes de comunicaciones.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Según los expertos, esto comenzará a notarse este año, cuando industrias como la de telefonía móvil e IoT comenzarán a equipar sus nuevos dispositivos con esta tecnología, lo que incrementará los pedidos de fabricantes como Qualcomm, Mediatek. Por ello, muchas voces comienzan a decir que los precios podrían bajar, pero los principales expertos señalan que estos fabricantes van a aprovechar la oportunidad, reteniendo al máximo el descenso de precios que vendría de forma natural con el aumento de la demanda.

Porque, al parecer, los rumores sobre un eventual descenso de precios estarían siendo fomentados por los compradores de estas tecnologías, como los fabricantes de móviles, que quieren reducir costes impulsando una bajada de precios de estos componentes. Pero estos esfuerzos están siendo muy obvios para los proveedores, que no están dispuestos a reducir las ganancias con las que quieren rentabilizar las inversiones realizadas en el desarrollo de las tecnologías 5G.

Además, los costos de fabricación de los nuevos chips, basados en procesos de 7 nanómetros son superiores a los de generaciones anteriores, por lo que se espera que en un principio el precio de las tecnologías 5G será elevado, y tardará en bajar. Por ello, se espera que el precio de los dispositivos finales, ya sean smartphones, tarjetas de red inalámbrica 5G o equipos para construir las propias redes celulares, será alto durante un tiempo.

Y en este proceso se prevé que a lo largo de 2020 se producirá una cierta escasez de suministro de capacidad en tecnologías de 7 nanómetros, que afectará a los propios fabricantes de chips, que dependen de la disponibilidad de la industria de fundición. Eso sí, esta “retención” de los precios llegará a su fin una vez que explote la demanda de smartphones 5G, algo que probablemente ocurrirá el año que viene, y que generará una oleada que se extenderá al resto de industrias vinculadas a 5G.