Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas gastan cada vez más en software industrial

  • Negocios

industria conectada

El sector industrial está progresando en la digitalización, adoptando modelos de fabricación basados en datos, una tendencia que continuará en los próximos años. Esto está haciendo que crezca el gasto en aplicaciones de software industrial, que para el año 2024 podría llegar a unos 27.000 millones de dólares en todo el mundo.

La digitalización avanza a buen ritmo en el sector industrial y manufacturero, con un volumen creciente de empresas que invierten en nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, Internet of Things y otras innovaciones habilitadoras de la fabricación inteligente. Pero en un mundo digital nada funciona sin software, y esta evolución de la industria también está haciendo crecer el mercado de diferentes categorías de programas y sistemas de uso en la industria 4.0, catalogadas como aplicaciones de software industrial.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Los campos en los que se está aplicando nuevo software digital son, entre otros, la Planificación Electrónica de Recursos (ERP), los Sistemas de Ejecución de Fabricación (MES), la Gestión de Operaciones de Fabricación (MOM), la Gestión del Ciclo de Vida del Producto (PLM), la Gestión del Inventario y CRM y la Planificación de Demanda. Según los expertos de ABI Research, el mercado de software para estas aplicaciones industriales va a seguir creciendo en los próximos cinco años

Sus estimaciones son que para 2024 alcance unos 27.000 millones de dólares, un avance importante desde los 18.000 millones registrados el año pasado. En opinión de Michael Larner, analista principal de ABI Research, “los datos apuntalan actividades como la incorporación de materias primas, la optimización de la línea de producción, la organización de las instalaciones e incluso la comprensión de los clientes y el cliente final”.

En este tiempo, en torno a la mitad del gasto corresponderá a los sistemas ERP, ya que las empresas del sector industrial las emplean para monitorizar el funcionamiento de las líneas de producción, para estar al tanto de su capacidad para cumplir los pedidos y para automatizar numerosas funciones administrativas. Mientras tanto, se prevé que el software MES será el segmento que más crecerá, impulsado por la necesidad de los fabricantes de optimizar el rendimiento de máquinas individuales y de las líneas de producción. Por ello, los expertos prevén un crecimiento interanual del 13,5% (CAGR) en estos años, llegando a unos 2.300 millones para el año 2024.

En este mercado están dando importantes pasos los proveedores tradicionales de software, como Oracle, Salesforce y SAP, que se suman a un mercado en el que tradicionalmente han imperado los grandes de la fabricación industrial, como ABB, GE o Honeywell. Pero también entran en juego otros proveedores con software especialmente enfocado a la industria, como Dassault Systèmes y Siemens, así como otras empresas como Katana y Archdesk, que están lanzando productos enfocados a los fabricantes más pequeños que quieren abordar la digitalización.

En palabras de Larner, “las propuestas de proveedores están evolucionando. Por ejemplo, los proveedores de ERP continúan agregando módulos como MES y MOM, mientras que los proveedores de administración de inventario agregan capacidades de planificación de la demanda. Ambas son definiciones de segmento borrosas”. Añadió que “los datos ahora fluyen desde la línea de producción a la sala de juntas y, gracias a las API, entre las aplicaciones de software. Los fabricantes deberían asociarse con integradores de sistemas para diseñar y ensamblar su rompecabezas de datos”.