Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los diseñadores de circuitos integrados se enfrentan a nuevos desafíos

  • Negocios

Intel Core. chips 10 generacion

El temor a la epidemia seguirá generando desconfianza en la economía a lo largo de buena parte del año, lo que va a tener un impacto importante en la cadena de suministro de tecnología. Ante esta situación los principales diseñadores de circuitos integrados anticipan importantes desafíos para mantener su negocio, que podría sufrir una ralentización significativa más allá de la mitad de 2020.

A finales del año pasado las previsiones para el mercado de circuitos integrados eran muy optimistas, tras un año en el que los ingresos de los 10 principales diseñadores de circuitos descendieron un 4,1% interanual. Esto estimuló un nuevo crecimiento de la industria, que ahora se ha topado con el freno de la cadena de suministro de tecnología, a causa de la pandemia global. Esto ha llevado a los expertos a replantearse las condiciones presentes y futuras del mercado general de circuitos integrados, que este año podría seguir descendiendo.

Esto abarca el comportamiento de los principales fabricantes de tecnologías de la información y, concretamente, a los diseñadores de circuitos integrados, como son Broadcom, Qualcomm, Mediatek, Huawei, Nvidia, Marvell, Xilinx, AMD, Realtek y otras importantes firmas a nivel mundial. Según las últimas investigaciones de TrendForce, las dificultades que experimentó la industria el año pasado, a causa de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y de otros factores macroeconómicos, no han desaparecido.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

De hecho, la aparente relajación de tensiones entre Estados Unidos y China no ha acabado con muchas de las restricciones comerciales para las empresas que provienen de China o que fabrican en el país. Aunque su impacto en los ingresos de los diseñadores IC es más limitado que en 2019, a estos problemas se suma el factor pandemia, que ha impactado de lleno en los dos extremos de la cadena de suministro. Los clientes empresariales y los consumidores finales están conteniendo el gasto en nuevos equipos y dispositivos, y los proveedores tienen problemas para suministrar un flujo constante y seguro de productos.

Las cifras que están publicando los principales diseñadores de IC tratan de reflejar optimismo, pero la realidad es que las cifras más positivas corresponden a finales de año o al primer mes de 2020. Mientras tanto, los que ofrecen previsiones para este año están siendo mucho más conservadores, ya que la pandemia puede tener consecuencias impredecibles para la economía, y el futuro de muchos mercados depende de cómo se desarrolle la enfermedad a nivel global y de si se puede contener a tiempo.

Además, una vez pasado lo peor, muchos expertos temen que se instale una tendencia de precaución y contención del gasto en tecnologías no esenciales, lo que afectará directamente a los fabricantes de tecnología y, en consecuencia, a los diseñadores de circuitos integrados. Hay ciertos sectores, como el de componentes para redes 5G, que prevén un buen comportamiento a pesar de estos factores en contra, ya que la expansión de las nuevas comunicaciones celulares probablemente no se frenará por el virus, o mantendrá un ritmo cercano a las previsiones.

Las aplicaciones automotrices y las tecnologías destinadas a la automatización de las fábricas y la logística también podrían experimentar un comportamiento razonablemente bueno este año, sobre todo a partir de la primera mitad del año. Mientras tanto, hay otros segmentos de la industria que podrían sentir directamente el impacto de la pandemia, por ejemplo los diseñadores de componentes para smartphones y otros dispositivos, cuyas ventas podrían resentirse mucho a lo largo de 2020.