Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los fabricantes de chips de EEUU solicitan ser considerados como industria esencial para no verse obligados a cerrar

  • Negocios

semiconductores

En un comunicado reciente, los representantes de la industria norteamericana de fabricación de chips han solicitado a las autoridades de Estados Unidos que incluyan a sus empresas en la categoría de negocios esenciales. Esto les permitiría continuar abiertos mientras dure la crisis del coronavirus, algo que consideran fundamental para mantener la competitividad del país en la industria tecnológica.

Ante la rápida propagación del coronavirus la administración de Estados Unidos se dispone a endurecer las medidas de contención y, como está ocurriendo en diferentes países de Europa, se prevé el cierre temporal de numerosas industrias, entre ellas la de fabricación de chips. Esto ha provocado que los representantes de esta industria, aglutinados en la Asociación de la Industria de Semiconductores (SIA), soliciten al gobierno que les incluya en la categoría de negocios esenciales.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Esto les permitiría mantener sus fábricas abiertas, en un momento en el que sus principales competidores en Asia ya están volviendo a reactiva sus industrias. La SIA incluye a socios como Intel, AMD, Broadcom, IBM o Qualcomm, entre otros grandes fabricantes de tecnología, que alimentan el mercado nacional e internacional de todo tipo de chips, desde procesadores a memoria DRAM y NAND flash hasta componentes para equipos de redes y telecomunicaciones.

La SIA ha recordado a las autoridades estadounidenses que, en estos tiempos de crisis está aumentando la dependencia creciente que tienen la sociedad y los negocios de las tecnologías digitales, todas ellas basadas en chips. Como comentó en una reciente entrada del blog de a IS su presidente y CEO, John Nueffer, “a medida que continúa el brote de COVID-19, los funcionarios del gobierno en los Estados Unidos y en todo el mundo están imponiendo cierres comerciales, órdenes de confinamiento y otras restricciones, en un intento por frenar la propagación del virus. A medida que los funcionarios consideran estas importantes medidas de salud pública, es fundamental que las empresas e infraestructura esenciales, incluida la industria de semiconductores, puedan continuar sus operaciones”.

También dijo que su organización está trabajando con el Departamento de Salud para pulir aún más su estrategia y demostrar a las autoridades que esta industria desempeña un papel fundamental para mantener el funcionamiento de la infraestructura de Estados Unidos y su economía. En sus propia palabras, “los semiconductores apuntalan sectores vitales de la economía, incluidos la atención médica y los dispositivos médicos, las telecomunicaciones, la energía, las finanzas, el transporte, la agricultura y la manufactura”.