Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Estados Unidos impondrá nuevas restricciones a las exportaciones de tecnología a China

  • Negocios

Estados Unidos China

La industria tecnológica está sufriendo por el bloqueo de la cadena de suministro a causa del coronavirus, y ahora la administración de Estados Unidos ha acordado nuevas restricciones a las exportaciones de tecnología americana a China. La excusa parece ser limitar la posibilidad de que las tecnologías americanas más avanzadas acaben en manos de los militares, utilizando como puente el mercado convencional.

En los últimos años la administración de Estados Unidos ha librado una intensa batalla comercial contra China, que ha afectado seriamente al flujo de componentes tecnológicos desde Norteamérica al país asiático. El objetivo de Estados Unidos ha sido torpedear la capacidad tecnológica China, impidiendo a sus empresas adquirir componentes de alta tecnología. En este camino ha utilizado numerosos argumentos que le han permitido bloquear el comercio de productos con China y restringiendo las operaciones de diferentes empresas chinas de tecnología, como ZTE o Huawei, entre otras.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

A pesar de que a finales del año pasado parecían haberse relajado las tensiones comerciales entre estos países, ahora las autoridades estadounidenses han acordado nuevas restricciones para el envío de tecnología a China. Según parece, con ello quieren impedir que el ejército del país asiático se haga con tecnologías de vanguardia americanas, valiéndose de los canales comerciales convencionales y después desviándolas al uso militar.

Según han comentado varias fuentes del gobierno a la agencia Reuters, estas medidas aún se están discutiendo, aunque se concretaron en su mayoría el pasado miércoles, y pronto podrían entrar en vigor. En este caso, las excusas del gobierno estadounidense abarcan también sospechas de que China está llevando a cabo una campaña de desinformación con motivo de la epidemia, aduciendo que el ejército de Estados Unidos podría haber llevado el virus COVID-19 a Wuhan. Y también están lanzándose acusaciones de que China podría haber falseado las cifras relativa a la pandemia, minimizando su verdadero impacto.

A pesar de que estas acusaciones podrían ser un disparate, son motivo suficiente para caldear los ánimos en una administración tan reaccionaria como la de Donald Trump. Y para muchos expertos se trata de simples excusas para continuar con el bloqueo de empresas chinas que se han convertido en líderes mundiales de ciertas tecnologías emergentes, como es el caso de Huawei con 5G, que no tiene competidores capaces de hacerle sombra a nivel tecnológico dentro de Estados Unidos.