Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto mundial en TI durante 2020 podría ser menor de lo previsto

  • Negocios

inversion empresa

Las previsiones de los expertos sobre el gasto mundial en Tecnologías de la Información continúan recortándose, y los analistas de IDC acaban de rebajar de nuevo sus estimaciones. Ahora, pronostican que en 2020 el gasto TI descenderá un 5,1% con respecto al año pasado, aunque no todas las categorías se verán afectadas de la misma forma por la tendencia del mercado.

Según la última investigación publicada por los expertos de IDC, el gasto mundial en Tecnologías de la Información descenderá un 5,1% este año, quedando en unos 2.250 billones (norteamericanos) de dólares. La causa principal es la contención de las inversiones a causa de la pandemia del coronavirus, que está teniendo un impacto más serio a corto plazo, pero que tendrá repercusiones más adelante.

Las cifras de IDC indican que el gasto en TIC, incluyendo los servicios de telecomunicaciones y empresariales, bajará un 3,4% este año, quedando en poco más de 4 trillones (norteamericanos) de dólares, con un descenso del 0,8% en el gasto de telecomunicaciones. Aunque los analistas están convencidos de que el gasto en infraestructuras TI en general seguirá creciendo a una tasa del 4% este año, llegando a unos 237.000 millones de dólares. Esto se deberá sobre todo a las aportaciones de los proveedores de servicios, y también a la demanda empresarial de servicios en la nube, que ayudarán a compensar la reducción de otros segmentos de clientes.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Para Stephen Minton, vicepresidente del programa en el grupo de análisis e información al cliente de IDC, “inevitablemente, una recesión económica importante, especialmente en el segundo trimestre, se traducirá en grandes reducciones a corto plazo en el gasto de TI por parte de las empresas e industrias que se ven directamente afectadas. Algunas empresas reducirán el gasto de capital y otras retrasarán nuevos proyectos o buscarán reducir los costos de otras maneras”. Pero señaló que “también hay indicios de que, en términos relativos, algunas partes del mercado de TI pueden ser más resistentes a este colapso económico que las recesiones anteriores. Y destacó que ahora la tecnología tendrá un papel más importante que nunca en la continuidad de las operaciones.

Aunque IDC no quita peso a la gran reducción del gasto que afectará a segmentos como el de PC y el de smartphones, que serán los principales problemas que afectarán al gasto general en TI este año. Y también afirman que esto podría modificar definitivamente los ciclos naturales de actualización de teléfonos inteligentes y ordenadores, alterando los flujos de compra en el futuro. Pero, afortunadamente, creen que el gasto en otras categorías, como la de infraestructuras TI de categoría empresarial, van a crecer de forma muy saludable una vez que finalice lo peor de la crisis, ayudando a compensar las caídas de otros segmentos.

Por otra parte, Minton señaló que la mayor parte del gasto está en la nube y, como dijo en su informe, “ahora se espera que el gasto general en software disminuya a medida que las empresas retrasen los nuevos proyectos y despliegues de aplicaciones, mientras que existe un vínculo fundamental entre el empleo y el gasto en cosas como licencias de software y redes de campus”. Y afirma que la cantidad creciente de datos que las empresas deben capturar, almacenar y aprovechar va a recaer cada vez más en la nube, lo que dará alas a numerosos mercados cloud.

Finalmente, dijo que “el gasto en TI es muy desigual en este momento, con las empresas enfrentándose al tipo de crisis que no se preveía en muchos planes de contingencia. Cuando todo esté dicho y hecho, esperamos encontrar que los primeros en adoptar la nube y otras tecnologías digitales estén mejor posicionados para enfrentar este tipo de tormenta, con una menor cantidad de interrupciones desde una perspectiva operativa, incluso si el impacto directo sobre los ingresos les afecta aún más a causa de factores externos que ningún CEO o CIO vio venir”, como es el caso de la situación actual.