Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de impresión europeo pierde más de lo previsto

  • Negocios

Descenso

Las cifras del mercado HCP de Europa Occidental durante el primer trimestre de 2020 han sido mucho peores que las previsiones anteriores de los expertos, perdiendo un 9% de su valor en esos tres primeros meses. Además, a causa de la pandemia se ha producido un cambio en el enfoque de los clientes, que han optado más por los formatos más económico, enfocados al gran consumo o a la pequeña oficina, reduciéndose las ventas de equipos de categorías superiores.

El mercado de dispositivos de impresión (HCP) lo tiene complicado en la era digital, pero la industria ha seguido reinventándose para mantenerse en la brecha. El año pasado acabó con perspectivas aceptables para principios de 2020 en Europa Occidental, pero con la irrupción de la pandemia el sector ha perdido más de lo previsto por los expertos. Concretamente, según la última información publicada por IDC, el mercado europeo ha registrado una disminución del valor de aproximadamente un 9%, quedando en unos 2.000 millones de dólares, debido a un descenso del 6,9% en los envíos (4,33 millones de unidades).

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

En términos de envíos las cifras son más o menos la esperadas, pero se ha producido un cambio de rumbo bastante radical en el enfoque de los clientes. Con la pandemia la demanda de equipos de impresoras y equipos multifunción de nivel profesional, mucho más caros, se ha reducido considerablemente. Ante la situación de confinamiento, gran parte de los clientes han optado por adquirir sistemas pensado más para el hogar o la pequeña oficina, lo que ha reducido drásticamente los ingresos totales del sector en los tres primeros meses del año.

Aunque los expertos de IDC destacan que algunos proveedores y socios del canal se beneficiaron de la situación de bloqueo en la cadena de suministro gracias al stock existente, logrando incrementos de hasta dos dígitos. Mientras tanto, otros perdieron en la misma medida, especialmente los que habían confiado más en los sistemas de impresión de formato A3. En estos primeros meses del año los envíos de inyección de tinta siguieron descendiendo en base a las previsiones de los expertos (5,2%), pero se produjeron cambios en el equilibrio de categorías de productos. Por ejemplo, aumentó la venta de equipos de una sola función, después de mucho tiempo de descensos, las impresoras monocromo y multifunción aumentaron más del doble de lo previsto, gracias a la mayor venta de equipos de consumo, y loe equipos de escritorio con formato A3 crecieron con fuerza.

Mientras tanto, las ventas de equipos láser descendieron bruscamente (9,9%), especialmente los formatos A3. Y también se registró una bajada de ventas destacable en los equipos e inyección de tinta de alta velocidad, SDM y de producción. En palabras de Phil Sargeant, director del programa en el grupo de soluciones de imagen, dispositivos de hardware y documentos de Europa occidental de IDC, “aunque algunos proveedores tuvieron un trimestre exitoso, se puede ver claramente el impacto del bloqueo del Covid-19. El crecimiento en todos los segmentos fue negativo ya que los sitios de venta minorista, oficina, educación y fabricación se cerraron o redujeron, lo que significa que la demanda de dispositivos de impresión se desaceleró hacia el final del trimestre”.

A nivel regional, IDC destaca que en España los envíos descendieron un 11,9% en el primer trimestre, con descensos de dos dígitos en los envíos tanto de inyección de tinta como de láser. Aunque destacan ciertos puntos de crecimiento, como los envíos de inyección de tinta A3 y los de láser MFP A4. En Alemania el mercado descendió un 2,1%, sobre todo los el mal comportamiento de ventas de láser, que no pudo ser compensado por el ligero aumento de equipos de inyección de tinta.

Mientras tanto, en Francia los envíos crecieron un 1,3%, manteniendo la segunda posición en el mercado de Europa Occidental, con un crecimiento destacable de los equipos de inyección de tinta, tanto comerciales como de consumo. En Reino Unido los envíos perdieron un notable 11,4%, sobre todo por las bajas ventas de equipos láser, y en Italia la reducción de envíos llegó al 15% en el primer trimestre, afectando a todas las categorías.