Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los dispositivos de monitorización ayudan a evaluar el buen desempeño de las flotas de transporte durante la pandemia

  • Negocios

Ciudad_vehículos

En España y en otros países de nuestro entorno se ha evitado el desabastecimiento de productos básicos y se han garantizado los servicios esenciales gracias a la previsión y la buena organización de las flotas de transporte. Esto queda reflejado en un reciente estudio elaborado por una compañía que ha instalado miles de dispositivos de monitorización en estos vehículos, en diferentes países europeos.

Uno de los primeros temores de la población cuando se declararon las medidas de contención de la pandemia era el desabastecimiento de productos y servicios básicos, desde la alimentación y los productos farmacéuticos a la limpieza de las calles y la recogida de basuras. Pero en los países europeos el desempeño de todos los responsables de garantizar estos servicios ha sido bueno, y en general han logrado superar el bache que supuso el comienzo del confinamiento y los problemas posteriores que se dieron en la circulación de mercancías.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Esto tuvo mucho que ver con el trabajo de las flotas de transporte, que han sabido prever cómo debían actuar para que la cadena de suministro y la prestación de servicios vinculados al transporte no se viese bloqueada. Para evaluar este trabajo la compañía Geotab desplegó miles de dispositivos de monitorización en los vehículos de estas flotas, y acaban de presentar los resultados de su investigación.

Según sus datos, las flotas de vehículos tanto en los servicios públicos como en el transporte de mercancías han sabido organizarse para satisfacer la demanda a lo largo de las distintas fases del confinamiento, y han contribuido decisivamente a garantizar los suministros básicos. Concretamente, en España las flotas aumentaron su actividad de cara al 15-16 de marzo en previsión de un aumento considerable de la demanda de productos alimentarios, lo que permitió anticiparse a la escasez de productos en los supermercados y las farmacias tras el bloqueo impuesto el día 14.

Por otro lado, esta investigación muestra que el comportamiento de las flotas ha sido desigual en los distintos países europeos y, por ejemplo, en España o Francia han experimentado caídas más pronunciadas en su actividad, de hasta un 80%, mientras que en Alemania el trabajo se ha desarrollado con más estabilidad, y en Reino Unido el impacto se dejó sentir solo desde finales de marzo, ya que ha sido el último de los países más afectados por la enfermedad en tomar medidas de restricción.

Segmentando los datos recopilados, parece ser que los vehículos de servicios municipales han trabajado de forma más o menos constante, sin experimentar bloqueos en su labor. Los vehículos dedicados a transportar productos de alimentación tuvieron picos de actividad antes del 14 de marzo, y una vez impuestas las medidas de contención experimentaron bajadas de actividad, pero en ningún caso superiores al 40%. Y el segmento más afectado por esta situación ha sido el de los Taxis y VTC, que han reducido su actividad en un 70% en determinados momentos.

Como comentó Iván Lequerica, vicepresidente de Geotab para el Sur y Oeste de Europa, sus datos “reflejan cómo las flotas conectadas han sabido ajustar su actividad perfectamente tanto a las medidas impuestas por las autoridades públicas, como a la demanda de los productos que transportan y los servicios que prestan. Gracias a ello, han garantizado el abastecimiento de productos esenciales para nuestras necesidades de primer orden y nuestra salud, por lo que deben tener todo nuestro agradecimiento y apoyo”.