Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria electrónica de China capitaliza el empuje de las aplicaciones emergentes

  • Negocios

tecnología, placa, circuito

En los últimos años tecnologías emergentes como 5G, AIoT o la nueva electrónica de la industria automotriz están fomentando la innovación en la industria electrónica y dando lugar a nuevos productos. Esto generará importantes oportunidades para los fabricantes en China, que según los expertos se apoyarán en estas tendencias para impulsar el desarrollo de una nueva industria nacional de circuitos integrados.

La industria de circuitos integrados ha experimentado importantes cambios con la irrupción de la pandemia, ya que han surgido necesidades vitales en el campo de la salud y los servicios digitales que han impulsado ciertas categorías de productos emergentes. Al mismo tiempo, los clientes en todo el mundo han contenido el gasto en productos clásicos, salvo aquellos necesarios para habilitar el teletrabajo, los servicios digitales y las aplicaciones médicas.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

En este contexto de crisis global se ha seguido evolucionando en ciertos campos de la tecnología, y ahora que se está comenzando a restablecer la normalidad los expertos prevén que ciertas tecnologías emergentes van a cobrar mucha más importancia en los próximos años, por el papel que pueden jugar en la recuperación económica. Ejemplos de ello son aquellas tecnologías vinculadas a 5G, AIoT (Inteligencia Artificial de las Cosas) y a la electrónica automotriz (EV), aunque hay otros ejemplos, sobre todo vinculados a diferentes ramas de la inteligencia artificial y la automatización industrial.

Esto va a introducir cambios en la industria global de componentes electrónicos, ya que las empresas comenzarán a demandar más este tipo de tecnologías, y los fabricantes generarán una oleada de nuevas oportunidades para los proveedores de componentes electrónicos. Como explicó recientemente el presidente del medio Digitimes, Colley Hwang, en este contexto, China probablemente logrará aprovechar esta oportunidad para potenciar su industria de circuitos integrados, enfocándose en 5G, AIoT y EV.

Junto con los investigadores de Digitimes Research, ha estado explorando las ramificaciones que podrían tener estas tendencias en cuanto a oportunidades y desafíos para la industria y el mercado de semiconductores chino. Sus conclusiones son que, tras la difícil situación generada por el coronavirus y teniendo en cuenta los problemas que está causando el conflicto comercial con Estados Unidos, la industria IC del gigante asiático va a enfocarse en sacar partido de estas nuevas oportunidades.

Y, teniendo en cuenta que China y gran parte de Asia Pacífico tienen uno de los mayores potenciales de crecimiento digital de cara a la próxima década, este enfoque ayudará a conseguir más recursos para seguir trabajando en la independencia tecnológica del país. Este es un objetivo importante para el gobierno chino, pero se enfrenta a numerosas dificultades, ya que de momento el 84,19% de la demanda de semiconductores del país se satisface con productos de proveedores extranjeros. Así, el índice de autoabastecimiento del país era de un 15,81% en 2019, pero los expertos creen que podría crecer a un 39,78% para el año 2030.

Y gran parte de este crecimiento se deberá a nuevas industrias, como las vinculadas a dispositivos IoT inteligentes de uso industrial y doméstico, la electrónica automotriz y las comunicaciones 5G. Precisamente en este último campo hay varias importantes empresas nacionales que están compitiendo a nivel global, y a pesar de los esfuerzos de gobiernos como el estadounidense, van ganando peso en el mercado global de infraestructuras para el despliegue de las nuevas redes de comunicaciones móviles.

Por otro lado, como explica Hwang en su medio digital, China probablemente se situará en una posición de fuerza dentro del mercado de electrónica automotriz en la próxima década, debido a que el país está muy volcado en la fabricación de nuevos vehículos eléctricos, y cuenta con 6 de las 10 principales marcas a nivel mundial dedicadas al desarrollo y fabricación de baterías EV. Y, mientras continúan trabajando para posicionar sus productos, están lanzando iniciativas para la construcción de nuevas fábricas en Europa y Corea del Sur.

Por otro lado, están los fabricantes de memoria DRAM y NAND flash, los principales de la industria de semiconductores en las últimas décadas. Los más importantes hasta ahora han estado en Corea, Estados Unidos y Taiwán, fundamentalmente, pero ahora han surgido unas pocas firmas chinas que están trabajando en productos de nueva generación. El principal representante es Yangtze Memory Technologies (YMTC), que este año ha dado un gran salto y en poco tiempo podría equiparar su tecnología y ritmo de desarrollo al de los grandes de la industria, como Samsung, SK Hynix o Micron.