Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria tecnológica se reconvierte en tiempos de crisis

  • Negocios

tecnología, placa, circuito

Uno de los efectos que está teniendo la pandemia es un profundo cambio en las tendencias de consumo, que han modificado los patrones de demanda a corto plazo en casi todas las industrias. En el caso de la informática, los fabricantes han visto caer sus categorías principales, pero han recibido más pedidos de otros productos. Ante esta situación, algunos han sabido adaptarse compensar en gran medida las pérdidas que se podían anticipar al ver la magnitud de la crisis sanitaria global.

Como consecuencia de la pandemia global del coronavirus los países más afectados se han centrado en proteger a la población a toda costa, asumiendo efectos negativos en el mercado laboral y la economía en general. Así, tanto las personas como las empresas y las Administraciones Públicas han tenido que paralizar su actividad o modificarla para hacer frente al confinamiento de las personas en sus hogares. Los pocos sectores que han continuado su actividad en estos meses han contenido el gasto todo lo posible, lo que ha afectado a numerosos mercados.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

En el ámbito de la tecnología, los clientes han alterado completamente su comportamiento de compra, y la demanda de ciertos productos que deberían haber subido considerablemente en la primera mitad de año se reducido mucho. Pero, por otro lado, el confinamiento ha conducido a u aumento del consumo de servicios digitales vinculados a las comunicaciones, el entretenimiento y la nube, en general.

Ante esta situación, algunos proveedores de tecnologías informáticas han sabido comprender hacia dónde se movería la demanda de tecnologías, y han modificado sus líneas de producción para satisfacer la demanda de otros artículos en el mercado global. Por ejemplo, algunos de los principales fabricantes de placas base y tarjetas gráficas han visto un descenso importante de las ventas tradicionales, y se han enfocado en proporcionar otras categorías tecnologías que generalmente son minoritarias en su negocio, como los servidores.

Por ejemplo, firmas como Gigabyte o ASRock han visto un importante aumento de la demanda de servidores, un segmento en el que llevan muchos años, pero con cuotas muy inferiores a las actuales, en detrimento de otros segmentos más fuertes para ellos. Mientras tanto, otras empresas que tiene más peso en estas categorías profesionales, como Asustek (ASUS) o Micro-Star International (MSI), han visto un aumento de ventas de productos terminados como portátiles y monitores, que han compensado el descenso de ventas de placas base y tarjetas gráficas.

Según los expertos de la industria, estas marcas podrían cerrar este trimestre con un incremento de ventas superior a lo previsto, gracias a que han sabido modificar sus capacidades para satisfacer la demanda de estos productos, anteriormente secundarios en su negocio. La que más beneficios podría obtener es Asustek, gracias a un gran incremento en la demanda de equipos portátiles y a estrategias que le han permitido rentabilizar más de lo normal ciertos ordenadores, y a su presencia en muchas de las categorías más demandadas, como los PC de trabajo o los chromebooks.

Aun así, los expertos señalan que estas ganancias serán más acorto plazo, y que en la segunda mitad de año esta situación podría cambiar notablemente. Todavía es pronto para saber cómo se comportarán los mercados ante la crisis económica y la incertidumbre sobre un posible rebrote, peo cabe esperar contención por parte de las empresas y los consumidores, a pesar del impulso de la nube, el teletrabajo y otras tendencias actuales.