Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las previsiones del mercado de portátiles se diversifican

  • Negocios

Hombre con portátil

Tras una primera mitad de año en el que las ventas han tenido un comportamiento inusual a causa del coronavirus, los proveedores de portátiles ODM no se ponen de acuerdo sobre cómo se desarrollará el segundo semestre. Algunas marcas confían en que el crecimiento de servicios digitales y del teletrabajo impulsarán el mercado a partir de mediados de año, mientras que otros se muestran menos optimistas por la crisis económica.

La paralización de los envíos durante el primer trimestre de 2020 trajo una contracción en la mayoría de mercados tecnológicos, como el de ordenadores portátiles. Pero a partir de marzo los envíos comenzaron a recuperarse, gracias a un aumento de la demanda de equipos para el teletrabajo, que ha beneficiado a los proveedores ODM. Esta tendencia se ha mantenido más o menos estable en el segundo trimestre, pero no está claro qué sucederá en la segunda mitad del año, ya que la crisis económica y la posibilidad de un rebrote de la pandemia enturbian las perspectivas.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Ante esta situación, los proveedores ODM de portátiles están adoptando posturas diametralmente opuestas, unos incrementando la capacidad de producción y otros preparándose para lo peor de una segunda crisis sanitaria y económica de escala global. Algunos proveedores de componentes para portátiles, como son TSMC y UMC, están manteniendo el crecimiento de las operaciones que comenzó en el segundo trimestre, incrementando la producción en sus fábricas de China y Taiwán para hacer frente a un importante crecimiento de la demanda.

Estas empresas alimentan a la mayoría de proveedores de portátiles de marca, que en realidad no fabrican sus propios equipos, pero estos no se ponen de acuerdo en cómo abordar la segunda mitad de año. La incertidumbre sobre la economía global ha llevado a que muchas marcas actúen de forma reactiva, atendiendo a la demanda sin tratar de anticiparse a un mercado que se comporta de forma errática.

Para algunos, hay varias tendencias de consumo que están cogiendo fuerza en la primera mitad del año, que probablemente se mantendrán en el segundo semestre. Por ejemplo, la venta de equipos de trabajo ligeros y chromebooks, que se pueden utilizar para el teletrabajo y no suponen una fuerte inversión para los clientes. Pero no todos los proveedores tienen la misma visión, y buena parte de ellos anticipa una caída importante y generalizada de la demanda a partir de mediados de año.

Así las cosas, la industria de portátiles está mostrando una dualidad muy marcada, en la que una parte importante de los proveedores ODM reportan pedidos anticipados para el segundo semestre, mientras que otros ven una reducción de la demanda. Ante esta situación, los proveedores de productos de fundición, placas base y otros componentes están optando por mantener un cierto nivel de producción, para no sufrir ruptura de stock en caso de que finalmente la demanda de equipos aumente.