Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aumenta el gasto en TI a causa del distanciamiento social

  • Negocios

transformacion digital

El confinamiento ha llevado a las empresas a incrementar el gasto en tecnologías de la información, con el fin de garantizar la seguridad y la continuidad del negocio. Los expertos de IDC afirman que esta tendencia se mantendrá en los próximos años, ya que las empresas han comprendido que no pueden quedarse atrás en la era digital, y para ello recurrirán a tecnologías emergentes.

Recomendados: 

El arte de la inteligencia artificial centrada en el cliente Leer 

La persistencia del ransomware Webinar

Las organizaciones han recurrido a las tecnologías de la información para seguir trabajando durante el confinamiento y, a raíz de esta crisis, que todavía podría tener repuntes, se plantean muchos cambios a nivel organizativo y en materia de TI. En este sentido, los expertos de la consultora IDC señalan que las empresas están buscando formas de reorganizar los espacios de trabajo y estrategias para garantizar la seguridad y continuidad del negocio basadas la tecnología, lo que conduce a un incremento en el gasto de TI, incluido el destinado a tecnologías emergentes.

Como explica en un reciente artículo José Antonio Cano, director de análisis de IDC Research España, a causa de la pandemia el 80% de las organizaciones europeas prevé una disminución de los ingresos, y un 35% cree que estas serán de más del 30%. Pero solo un 43% del total espera gastar menos de lo previsto en tecnología, ya que ahora necesitan ser más eficientes en sus operaciones, ofrecer soluciones de continuidad y evitar la pérdida de efectivo. Ante esta situación, afirman que el gasto TI se está derivando hacia soluciones que permitan la digitalización de la organización, herramientas de colaboración empresarial y trabajo remoto, y soluciones que agilicen el proceso de transformación.

Otro aspecto a tener en cuenta del informe de IDC es que el 60% de las empresas de la UE está pensando en cambiar su estrategia de TI. En palabras de Cano, “la tecnología debe dotar a la organización de ciertas capacidades que se alineen con sus nuevas necesidades. Por tanto, el gasto tecnológico se está enfocando a fortalecer la resiliencia”. Mientras tanto, IDC prevé que el 30% de los trabajadores europeos seguirá teletrabajando, y un 47% de las organizaciones afirma que aportará la tecnología necesaria, y tratará de integrar el concepto Smart Work y las soluciones de distanciamiento social en la estrategia tecnológica de la organización.

En su artículo, IDC destaca el papel de ciertas tecnologías en el diseño y la construcción de espacios de trabajo flexibles e inteligentes, tanto locales como remotos. Por ejemplo, los sistemas de visualización y monitorización apoyados por tecnologías de visión por ordenador, que permiten garantizar el distanciamiento social. A esto se suma la irrupción de tecnologías comunes en otros ámbitos, como las cámaras basadas en la tecnología de radar láser LiDAR, que permiten la detección de objetos en tres dimensiones y su seguimiento en tiempo real. A esto se suman las cámaras termográficas, que permiten detectar la temperatura de los objetos y las personas, lo que permitiría identificar posibles caos de personas infectadas.

Estos ejemplos ilustran cómo las empresas están enfocándose no solo en las tecnologías para el teletrabajo, sino en aquellas que tienen como elemento común garantizar el distanciamiento social en las oficinas y demás instalaciones. También las relacionadas con la respuesta ante emergencias, el rastreo de posibles contagios y la incorporación de sistemas automáticos y robots para el cuidado de las personas, aunque hay otros muchos ejemplos. En general, en IDC afirman que en los próximos años las organizaciones van a incrementar el gasto en soluciones TI que permitan garantizar la seguridad de los empleados y los clientes, maximizar el ROI y maximizar el impacto en marketing en la evolución de la empresa hacia un concepto de “empresa extendida”.

En el caso de las empresas españolas, José Antonio Cano recomienda a las empresas que en las soluciones tecnológicas busquen “escalabilidad, flexibilidad e integración en cada caso de uso necesario para adaptarse con éxito a la nueva normalidad”. Porque en este marco posterior a la pandemia tendrán un gran protagonismo la agilidad empresarial y el desarrollo de nuevos modelos de negocio. Y con la “nueva normalidad” se generarán nuevos hábitos de consumo, normativas de control y seguridad, y un nuevo tipo de customer journey, basado en la garantía de seguridad y en la ausencia de contacto físico.