Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los vehículos con conectividad integrada serán la norma para 2025

  • Negocios

Fabrica coche

Según las últimas estimaciones de los expertos, el concepto de coches conectados está en camino de asentarse del todo, y para el año 2025 habrá más de 200 millones de vehículos con conectividad integrada. Mientras tanto, esperan que en estos años la adopción de 5G como medio de comunicación principal se dispare, y creen que la mayoría de estos coches tendrán una SIM integrada basada en esta tecnología.

El concepto de coche conectado ha ido calando en la sociedad y los clientes demandan cada vez más una serie de tecnologías integradas en sus vehículos, entre las que está cobrando peso la conectividad. Porque sin un acceso a las redes de datos se pierde la posibilidad de contar con servicios avanzados que ya forman parte de otros ámbitos de la vida digital y que tienen cada vez más sentido en el ámbito del transporte personal. Esto está generando grandes oportunidades a los fabricantes de coches, pero también a los operadores de red, que según los expertos de Juniper Research tienen ante sí una oportunidad de negocio cifrada en unos 3.000 millones de dólares en ingresos.

En su última investigación sobre el mercado de coches conectados anticipan que en los próximos cinco años el volumen de coches con conectividad integrada pasará de los 110 millones de unidades previstos para 2020 a unos 200 millones de unidades para el año 2025. Y afirman que los operadores de redes serán los que más beneficios potenciales pueden extraer de este avance tecnológico. Esto se debe a que son los responsables de proporcionar la conectividad que da vida al nuevo ecosistema de servicios digitales al conductor que se está gestando.

Los 3.000 millones mencionados antes provendrían de los servicios adicionales que podrían proporcionar estos operadores actuando como proveedores de conectividad M2M (Máquina a Máquina). Al mismo tiempo, sacarán partido de la instalación física de eSIM en los nuevos vehículos, que es la tecnología imprescindible para proporcionar conectividad, y será el catalizador para futuras implementaciones de servicios de operadores en el ámbito de los coches conectados.

Los analistas de Juniper Research instan a los operadores a aprovechar la oportunidad y formalizar cuanto antes acuerdos con los fabricantes de equipos originales (OEM) para la industria automotriz, dando comienzo al nuevo mercado de tecnologías y servicios que en el futuro constituirá una importante fuente de ingresos para el sector. Aunque también alertan de que los operadores serán los responsables de garantizar la prestación de servicios de gestión, ya sea directamente o a través de asociaciones con plataformas IoT ya establecidas.

En opinión de Sam Barker, coautor de este informe, “a medida que aumenta la adopción de SIM integradas, el éxito de los operadores en el mercado estará determinado por las plataformas que puedan ofrecer los servicios de valor agregado más completos a los fabricantes de equipos originales de la industria automotriz”. Y en su trabajo pronostica que para 2025 habrá unos 30 millones de vehículos conectados con tecnología 5G integrada, lo que sólo representará un 14% del total. Aunque, a pesar de ello, pronostica que el consumo de servicios desde estos vehículos representará el 25% de los ingresos generados por los datos móviles en el entorno de los vehículos conectados.