Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los sistemas de diagnóstico y monitorización ocular se expanden gracias a IoT y la IA

  • Negocios

Médico

Con la introducción de las nuevas tecnologías en el campo de la oftalmología está desarrollándose un mercado incipiente de dispositivos capaces de diagnosticar y monitorizar la vista de los pacientes. Las tendencias que más están influyendo en este progreso son Internet of Things y la inteligencia artificial, que están aportando posibilidades nunca vistas en el sector.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

Hasta hace poco el ámbito de la oftalmología estaba completamente vinculado a los centros médicos, donde los pacientes acudían para que el médico pudiera examinarles y darles un diagnóstico sobre la salud de sus ojos. Pero en la era digital la industria ha comenzado a adoptar tecnologías innovadoras que permiten realizar algunos de estos procedimientos a distancia, en lo que ya se conoce como teleoftalmología. Esto ha hecho surgir un mercado incipiente que en los próximos años estará estrechamente vinculado al avance de ciertas tecnologías.

Como explican los expertos de Frost & Sullivan en uno de sus últimos estudios, las tecnologías que más van a influir en el desarrollo de la teleoftalmología en los próximos años son la inteligencia artificial e Internet of Things, que están haciendo avanzar la industria hacia nuevas cotas de automatización y asistencia remota, que permitirán diagnosticar y monitorizar a los pacientes a distancia. Esto generará grandes oportunidades para los fabricantes de estos nuevos dispositivos, cuyo trabajo cobra importancia a medida que la población envejece y aumenta la incidencia de dolencias crónicas.

En opinión de la Dra. Sneha Maria Mariawilliam, analista de investigación senior de Technical Insights, en Frost & Sullivan, “los dispositivos de diagnóstico oftálmico convencionales son voluminosos y no portátiles, requieren experiencia y mucho tiempo para el análisis, son incómodos para los pacientes y requieren visitas frecuentes a la clínica o al hospital”. Por ello, opina que “en el futuro, estas tecnologías emergentes ayudarán a los oftalmólogos a comprender mejor las enfermedades, tomar decisiones clínicas rápidas y también mejorar el cumplimiento del paciente y el acceso a la atención oftalmológica, al tiempo que obtienen mejores resultados clínicos. Estas soluciones digitales permitirán a las empresas de diagnóstico oftálmico fortalecer su cartera y mantenerse competitivas en el creciente mercado”.

Además, añade que la pandemia está acelerando la demanda de tecnología de monitorización doméstica y dispositivos portátiles de mano, que en los próximos años verán un crecimiento rápido. En su informe explica que “los proveedores de atención médica están adoptando nuevos modelos comerciales, y los dispositivos y plataformas digitales son las soluciones más buscadas en atención oftálmica en el escenario actual”.