El gasto mundial en TI volverá a crecer el año que viene

  • Negocios

Inversion

Las estimaciones de Gartner son que en 2021 el gasto mundial en TI aumentará un 4% con respecto a este año, lo que supone un cambio con respecto a la caída que se verá este año. Estos cambios reafirman la opinión de los expertos sobre la inusual inestabilidad y volatilidad del mercado, algo que achacan a la pandemia pero que podría tener otras causas.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

Actualmente, la transformación digital es uno de los principales motores del gasto en tecnología en todo el mundo, pero desde que se declaró la pandemia el mercado de TI se ha visto sometido a muchas fluctuaciones y, como resultado, los ingresos descenderán un 5,4% con respecto a 2019, quedando en unos 3,6 trillones de dólares. Estos datos provienen del último informe de Gartner sobre el mercado de TI, en el que pronostican que en 2021 se recuperará la senda del crecimiento, con previsiones de que los ingresos crecerán un 4% en general (3,8 trillones de dólares).

En palabras de John-David Lovelock, vicepresidente de investigación de Gartner, “en los 25 años que Gartner ha estado pronosticando el gasto en TI, nunca ha habido un mercado con tanta volatilidad. Si bien se han impuesto factores estresantes únicos en todas las industrias a medida que se desarrolla la pandemia en curso, las empresas que ya eran más digitales al entrar en la crisis lo están haciendo mejor y seguirán prosperando hasta el 2021”.

Aunque las estimaciones de Gartner son que este año todos los segmentos de gasto en TI descenderán con respecto al año pasado, pronostican que en 2021 los ingresos del segmento de software empresarial podrían crecer un 7,2%. Atribuyen este comportamiento a los esfuerzos de las organizaciones por avanzar en la transformación digital a través de nuevos servicios digitales, así como a la adopción de soluciones de trabajo remoto, a la telemedicina, la formación a distancia y la hiperautomatización.

El gasto en sistemas de centros de datos también crecerá un 5,2% el año que viene, impulsado sobre todo por las inversiones de los hiperescaladores y la expansión de los proveedores de centros de datos y las grandes empresas. Además, afirman que el creciente gasto empresarial en la nube no reflejará completamente el crecimiento de ingresos de los proveedores hasta 2021.

Como explica Lovelock, “la desaceleración del gasto que tuvo lugar aproximadamente entre abril y agosto de este año, junto con los programas de ‘prueba antes de compra' de los proveedores de servicios en la nube, que están desplazando los ingresos de la nube más allá de 2020”. Explica que la nube tuvo buena acogida durante lo peor de la pandemia y las pruebas iniciales realizadas por las empresas que recurrieron a estos servicios sentará las bases de una adopción acelerada que durará hasta el año 2022.

Añade que “los CIO ahora están dando prioridad a los proyectos de TI donde el tiempo de valoración es más bajo. Las empresas necesitan más TI, pero tienen menos dinero para conseguirla, por lo que están sacando dinero de otras áreas, lo que reducirá el crecimiento en los segmentos de dispositivos y servicios de comunicaciones. En cambio, los CIO están gastando más en áreas que acelerarán su negocio digital, como IaaS o el software de gestión de relaciones con los clientes”. Por ello, afirman que en el futuro la transformación digital no estará sujeta a los tradicionales retornos de inversión, sino a las necesidades de supervivencia empresarial.