Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector de las telecomunicaciones no frena sus inversiones por la pandemia

  • Negocios

crecimiento hacking

Aunque la COVID-19 ha tenido un gran impacto en algunos de los negocios de telecomunicaciones, las empresas del sector apenas han modificado sus expectativas de gasto de capital para este año. Esto se debe a la confluencia de varios factores, entre ellos la gran dependencia de las comunicaciones y la transición a 5G, que han llevado a la industria a seguir invirtiendo en infraestructura durante 2020, algo que continuará el año que viene.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

El progreso de la digitalización no se ha detenido por la epidemia global que estamos sufriendo y, de hecho, determinadas tecnologías se han expandido rápidamente gracias a su capacidad de ayudar a las empresas durante el confinamiento. Por ejemplo, las relacionadas con las comunicaciones y el trabajo remoto, pero también otras muchas. En este contexto, el sector de las telecomunicaciones ha mantenido una actividad superior a la esperada y, si bien es cierto que ha sufrido algunos problemas a causa de la situación económica general, las empresas no han frenado su gasto de capital en lo que va de año.

Como detallan los expertos de Dell’Oro Group en su última investigación sobre esta industria, durante la primera mitad de 2020 se ha mantenido el impulso de crecimiento en el gasto de capital de las empresas de telecomunicaciones que comenzó el año pasado. Así, la suma de las inversiones en telecomunicaciones inalámbricas y alámbricas registró un crecimiento bastante estable, aumentando a una tasa promedio de un dígito en este tiempo.

En opinión de Stefan Pongratz, vicepresidente y analista en Dell'Oro Group, “todavía estamos operando en territorios desconocidos, pero en este punto, parece que el sentimiento del mercado por las inversiones en infraestructura está mejorando y el nadir ahora está en el pasado”. Además, atribuyen esta diferencia entre el mal comportamiento de la economía global y el progreso del gasto de capital en la industria de telecomunicaciones a tres factores principales, “incluida la dependencia de la conectividad, la transición de 4G a 5G y el hecho de que la naturaleza y la duración de esta recesión parecen ser diferentes a la caída típica”.

En su informe destacan tres aspectos fundamentales en cuanto al progreso del gasto de capital en la industria de cara a los próximos tres años. El primero es que realmente el sector de las telecomunicaciones no es inmune a los efectos de la pandemia, pero el impacto negativo que afecta a los mercados MBB más lentos no alcanzará los niveles de otras industrias durante esta recesión, como sí ocurrió en otras anteriores.

Además, los analistas pronostican que el gasto de capital entre 2019 y 2022 mejorará a una tasa de crecimiento interanual compuesta del 2%, principalmente por el crecimiento del 4% previsto para el gasto en tecnologías inalámbricas.  Finalmente, prevén un crecimiento más moderado de los ingresos de los operadores, lo que constituirá el principal factor que impedirá una mayor aceleración del gasto de capital de las empresas de telecomunicaciones.