El gasto en tecnología crecerá el año que viene en la región de EMEA

  • Negocios

dinero_inversion

Según los expertos, este año el gasto tecnológico descenderá un 6,5% interanual en la región de EMEA, algo que atribuyen a las dificultades económicas causadas por el Brexit y por la pandemia. Pero anticipan que el año que viene se recuperará el crecimiento, y creen que podría lograrse un aumento del 2,8% en el gasto general en TI, debido ala necesidad de las organizaciones de adaptarse a la nueva realidad post-COVID.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

A lo largo de este año, varios factores han confluido para que el mercado de tecnologías de la información vaya a cerrar con un descenso del 6,5%, un poco menos que las previsiones globales realizadas hace algunos meses. Los expertos de Gartner responsabilizan de esta caída a la tensiones y complicaciones macroeconómicas que ha generado el Brexit y la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Pero sobre todo a la incertidumbre y contención económica que ha provocado la pandemia de COVID-19.

Pero los analistas prevén que, tras este complicado año, en 2021 el gasto en TI en la región de EMEA podría crecer un 2,8%, alcanzando unos 1.075 trillones de dólares. Como explica en su último informe John-David Lovelock, vicepresidente de investigación de Gartner, “los efectos combinados del Brexit y las intervenciones de salud pública a causa de la COVID-19 harán que el gasto en TI en EMEA disminuya en 2020”. Añade que, “antes de la pandemia, la mayoría de las organizaciones avanzaban con sus estrategias digitales a un ritmo constante. El camino a seguir en 2021 es que las organizaciones aumenten, en lugar de disminuir, la velocidad de sus iniciativas de negocios digitales y financien esas iniciativas desviando fondos de otras áreas de TI”.

Este comportamiento más positivo se debe a que las organizaciones necesitan acometer un cambio en sus modelos operativos y de negocio, porque necesitan adaptarse a la nueva realidad que se ha conformado a causa de la pandemia. Esto pasa necesariamente por una mayor integración de ciertas tecnologías, sobre todo aquellas que ayudan a garantizar la resiliencia del negocio en condiciones tan difíciles como las que ha provocado la enfermedad y las medidas de confinamiento.

Desde Gartner destacan que gran parte del gasto en tecnología que realizarán las organizaciones en 2021 se destinará a dispositivos. Pronostican que esta partida pasará de una disminución del 15% este año a un crecimiento del 1,7% el año que viene. Así, el gasto en portátiles ligeros y equipos de sobremesa podría crecer un 10%, mientras que el gasto en plataformas como servicio podría aumentar un 60%.

Para Ranjit Atwal, vicepresidente de investigación de Gartner, “la pandemia ha obligado a los empleadores a adoptar el trabajo a distancia, convirtiéndolo en una política estratégica de la fuerza laboral. Los portátiles son una necesidad para el trabajo remoto y las organizaciones de EMEA volverán a centrar parte del gasto en estos equipos”.

Y señala que, aunque Estados Unidos liderará las iniciativas de teletrabajo a nivel mundial, en Europa el gasto en tecnologías destinadas al trabajo remoto crecerá un 5% el año que viene. Mientras tanto, las inversiones en plataformas de colaboración y de contenido crecerán un 17%, en software de seguridad un 11% y en servicios de comunicaciones unificadas y conferencias en la nube un 4%.