El mercado de tabletas de EMEA crecerá de nuevo durante el primer trimestre

  • Negocios

Tablet portatil hogar

El crecimiento del mercado de tabletas en EMEA no se ha detenido con el cambio de año, sino que precisamente en el primer trimestre se ha renovado la demanda en la región. Según IDC se espera que en estos meses las ventas aumenten un 17,1% con respecto al mismo período de 2019, y atribuyen este aumento especialmente al segmento de la educación.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Antes de la pandemia nadie podría prever un resurgimiento tan fuerte del mercado de tabletas, una categoría de dispositivos que parecía haber alcanzado su masa crítica años atrás: Pero esta madurez ha durado hasta que han surgido nuevos usos para las tabletas en el campo de la enseñanza y la informática personal, algo que en su día quisieron potenciar los fabricantes, pero que no se logró por el menor gado de digitalización de la sociedad.

Pero a raíz de la pandemia muchas personas se han visto en la necesidad de adquirir nuevas plataformas informáticas para proporcionar a sus hijos herramientas para el estudio a distancia y el ocio digital, que los smartphones no pueden suplir. A esto se ha sumado la escasez de portátiles de rango de precios bajo, debido a la demanda de equipos para teletrabajar, lo que ha impulsado la venta de ciertos productos de las categorías superiores de tabletas, que asemejan su potencia y sus posibilidades de uso a la de los laptops y convertibles con Windows.

Fruto de ello, el año pasado la venta de tabletas creció de forma inesperada en la región de EMEA, y los expertos de IDC esperan que en el primer trimestre de 2021 los ingresos volverán a crecer un 17,1% con respecto al año pasado. Atribuyen esta nueva etapa de crecimiento a la demanda constante de tabletas para el ámbito educativo, algo en lo que tienen mucho que ver los programas gubernamentales que se están lanzando en diferentes países de la región.

Como explica Nikolina Jurisic, gerente senior de investigación de IDC, “los notables envíos para la educación darán forma al mercado a principios de 2021, y se espera que se envíen grandes volúmenes tanto a las economías desarrolladas como a las emergentes. Además, se espera que la demanda de tabletas se beneficie de la escasez de oferta en componentes como circuitos integrados y paneles, que están afectando principalmente a los portátiles de nivel de entrada, ya que la categoría se destaca como una alternativa para los consumidores sensibles al precio”.

Aunque los expertos puntualizan que este crecimiento no se prolongará durante el resto del año, y pronostican que las ventas totales de 2021 serán con probabilidad un 10,5% más bajas que en 2020, cuando se produjo la mayor explosión del mercado desde sus inicios. El motivo es que el mercado está volviendo a saturarse en EMEA, lo que podría paralizar las ventas durante algún tiempo, como ya sucedió en etapas anteriores.

En opinión de Daniel Goncalves, director de investigación de dispositivos informáticos personales para Europa Occidental, en IDC, “a pesar de que el mercado total direccionable ha aumentado, creemos que está muy sesgado hacia los portátiles tradicionales y, después de que se implementen todas las ofertas de educación, habrá una comparación interanual desfavorable para las tabletas”.

Añade que “sin embargo, se espera que un escenario casi normal en la segunda mitad del año beneficie a las ventas a empresas de dispositivos ultra-versátiles, como los desmontables. A medida que los profesionales adoptan un enfoque híbrido entre el trabajo en la oficina y el trabajo remoto, la movilidad se convierte en una característica cada vez más indispensable que puede beneficiar a las tabletas desmontables basadas en iOS y Windows”. Aunque esto supone una fracción del mercado total, correspondiente por lo general a los rangos de precio más altos, una categoría que ha ido sobreviviendo en los últimos años gracias al desempeño de los productos estrella de Apple, Microsoft y unos pocos fabricantes destacados.