Crecimiento acelerado de los esquemas de pagos instantáneos

  • Negocios

ecommerce pago

Los consumidores y las empresas demandan formas más rápidas de realizar transacciones, tanto para el pago de productos y servicios como para los envíos de dinero transfronterizo. Esto, junto con el creciente interés de las empresas en reducir los costes, hará que en los próximos cinco años el volumen de pagos instantáneos aumente un 470%, alcanzando un volumen de 27,7 trillones de dólares para el año 2026.

Las fórmulas tradicionales para efectuar transacciones económicas se muestran ineficientes, y tanto las empresas como los consumidores demandan formas de realizar sus pagos de forma instantánea y sencilla. Esta demanda está introduciendo cambios en las plataformas de pago B2B, en los envíos transfronterizos de dinero y en los comercios físicos y online, que están adoptando sistemas de pago instantáneo para satisfacer las necesidades de sus clientes.

Según Juniper Research, un esquema de pagos instantáneos es cualquier sistema de pago minorista electrónico que esté disponible a cualquier hora del día, todos los días del año, que permita realizar transacciones en menos de 10 segundos. Según sus previsiones, este año el volumen de transacciones de pagos instantáneos en todo el mundo alcanzará unos 4,8 trillones de dólares, una cifra que aumentará un impresionante 470% entre 2021 y 2026, para cuando podría llegar a 27,7 trillones en todo el mundo.

Y destacan especialmente que, para entonces, más del 24% de todas las transacciones B2B y del consumidor se realizarán por medio de sistemas de pago instantáneo. Esta fórmula está cobrando fuerza gracias a que permite reducir los costos y ofrece mucha más transparencia en los pagos que los esquemas de pago tradicionales, como ACH o CHAPS, algo que demandan todos los clientes, especialmente las empresas.

Los investigadores pronostican que los esquemas de pago instantáneo abordarán cada vez más rápido los canales nacionales y transfronterizos, gracias a que son más rápidos de procesar, son más baratos de facilitar e iniciar y más fáciles de rastrear y de gestionar en caso de conflicto. Aunque también explican que la regulación de pagos instantáneos no está siguiendo un camino común en los diferentes mercados, especialmente en los más grandes como Estados Unidos.

A causa de los distintos enfoques que están adoptando los reguladores de cada región el progreso de los pagos instantáneos transfronterizos va a resentirse. Por ello, Juniper Research pronostica que para el año 2026 el 70% de los pagos instantáneos seguirá siendo de ámbito nacional, y serán pocos los esquemas capaces de contemplar esta modalidad de pago para transacciones transfronterizas. Por ello, identifican que la unión de los esquemas empleados en diferentes países es el mayor desafío para esta industria.

Y creen que las monedas digitales del banco central (CDBC) podrían ser la pieza clave que permita construir un ecosistema de pagos instantáneos internacionales, aunque requerirá un esfuerzo por parte de los reguladores. Damla Sat, coautora de esta investigación, señala que “los CDBC pueden interrumpir por completo el mercado de pagos transfronterizos, pero deben diseñarse específicamente en torno a este caso de uso, o serán víctimas de los mismos desafíos que los sistemas de pago heredados”.