Alphabet lanza un servicio de reparto de mercancía con drones en EEUU

  • Negocios

Dron Wing - Alphabet

La compañía Wing, perteneciente al gigante tecnológico Alphabet, ha puesto en marcha un servicio de reparto de mercancías con drones en Estados Unidos, que comenzará a operar en el estado de Texas. Esto abre nuevas vías para la industria emergente de logística aérea de última milla, que por ahora cuenta con pocos representantes, en países como España o Australia, pero que se expandirá a lo largo de esta década.

Recomendados: 

Tendencias tecnológicas de alto impacto para tu negocio Leer

CUSTOMER EXPERIENCE: Territorio digital Leer 

Con la evolución tecnológica que están experimentando los drones se plantean numerosas aplicaciones que ofrecen grandes posibilidades en industrias como la agricultura, la minería, la inspección de infraestructuras, el estudio de la tierra y la logística. Este es uno de los campos que más proyección ofrecen para este tipo de aeronaves, y las autoridades de países como Estados Unidos o Europa están comenzando a regular esta industria incipiente. Fruto de ello han surgido varias empresas dedicadas al reparto de mercancías con drones, tanto en Estados Unidos como Australia y, recientemente, en España.

Ahora, se acaba de anunciar que la empresa de farmacias estadounidense Wing, perteneciente al gigante tecnológico Alphabet, dueño de Google, ha puesto en funcionamiento un servicio de este tipo en Estados Unidos. Para ello se ha aliado con el minorista Walgreens, para quien repartirá pedidos en las principales ciudades del país, comenzando por las del estado de Texas, en el área de Dallas-Fort Worth. En su anuncio, los representantes de Wing dicen que se trata de un “nuevo modelo para la entrega con drones que nos permitirá expandirnos a áreas metropolitanas densamente pobladas en los Estados Unidos”.

La empresa Wing ya había lanzado con éxito un servicio de este tipo en ciertas regiones de Australia y también en ciudades más pequeñas de los Estados Unidos, pruebas que se centraban en lugares menos poblados y con menor complejidad de cara al reparto. Pero ahora inician una nueva etapa en la que operarán en ciudades, donde el tráfico aéreo está sujeto a más restricciones y debe tener estándares más elevados de seguridad.

Los representantes de la compañía han dicho que pondrán en marcha el servicio de reparto en puntos de venta desde los que los productos volarán directamente hasta casa de los clientes. Comentan que “la aeronave llegará en pequeños contenedores que servirán como pequeños hangares, lo que permitirá que cada tienda despliegue rápida y fácilmente una pequeña flota dedicada desde su estacionamiento, en su techo o en pequeños espacios adyacentes al edificio”.

Esto situará a su socio Walgreens como el primer minorista de Estados Unidos en proporcionar servicios de reparto aéreo de última milla. Los trabajadores de la empresa procesarán los pedidos y cargarán los paquetes en los drones de entrega, y Wing se encargará de supervisar el funcionamiento de la aeronave y la entrega al cliente final. Aunque la empresa de drones está en conversaciones con otras compañías para ampliar las posibilidades de sus servicios.