Nuevas aplicaciones profesionales impulsan el mercado de drones

  • Infraestructura

agricultura dron IoT

La industria de drones está progresando rápidamente a medida que surgen nuevas aplicaciones profesionales y a la constante evolución de la tecnología integrada en estas aeronaves. Así, el mercado de drones comerciales superó los 20.000 millones de dólares el año pasado, y seguirá creciendo a una CAGR del 15% hasta 2027, para cuando se espera que los envíos superen los 16 millones de unidades.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

En los últimos años han surgido nuevas categorías de drones con capacidad para volar más tiempo y capturar información útil para diferentes industrias. Desde la cinematografía al control del tráfico y de multitudes, pasando por la inspección de infraestructuras, la seguridad y la revisión de cultivos en el sector agrícola, esta tecnología ofrece soluciones a problemas que antes era complicado y costoso resolver. Esto ha hecho que el mercado de drones comerciales crezca con fuerza y el año pasado, a pesar de la pandemia, logró generar unos ingresos de más de 20.000 millones de dólares.

Según una investigación publicada por Global Market Insights, este mercado va a seguir creciendo a una CAGR del 15% hasta el año 2027, para cuando se espera que los envíos superen los 16 millones de unidades. Esto, considerando únicamente el segmento comercial, ya que la investigación deja al margen los drones para uso personal y para el ámbito militar. En este tiempo la tecnología que más contribuirá al mercado será la de drones basados en multirrotores, o motores de ala rotatoria, que permiten el vuelo estático, tienen una autonomía cada vez mayor y son capaces de cargar con cierta cantidad de peso, según sus especificaciones.

Y en los próximos años la industria que más contribuirá a la expansión del mercado será la agrícola, ya que están surgiendo proyectos innovadores en los que se emplean dispositivos IoT y drones para la revisión y el control de los cultivos, para estudiar las condiciones del suelo y otros usos. Aunque también están surgiendo nuevas aplicaciones para empresas municipales y para ciertas industrias, que encuentran en los drones una herramienta muy útil para facilitar trabajos de inspección, y para capturar datos en puntos estratégicos y de difícil acceso.

Asimismo, están progresando ciertos proyectos de logística de última milla basados en drones, y de entrega de material de emergencias en situaciones de crisis. Pero este ámbito concreto se enfrenta a las cada vez más estrictas regulaciones sobre el pilotaje de aeronaves tripuladas de forma remota para usos comerciales, por lo que su expansión estará condicionada por e rumbo que tomen las autoridades de las regiones más importantes del mercado, como Estados Unidos. En este país se espera que la demanda de drones multirrotor aumente considerablemente hasta el año 2026, generando más de 10.000 millones de dólares, con unos envíos de unos 3 millones de unidades.

En Reino Unido, otro de los mercados más importantes, las autoridades han desarrollado regulaciones estrictas, que imponen restricciones importantes, pero el mercado progresa a buen ritmo. El año pasado el mercado británico acaparó más del 50% de las ventas globales, con unos envíos de 65.000 unidades, correspondientes sobre todo a aeronaves pilotadas de forma remota (RPA). Mientras tanto, en Europa la EASA ha relajado las medidas de control sobre las operaciones comerciales con drones, cambiando su enfoque anterior, que era muy restrictivo, y ahora se espera que el mercado pueda progresar con más rapidez, gracias a ciertos proyectos innovadores en el campo delos drones.

En el caso de China las aplicaciones agrícolas van a ser el motor más importante de ventas de drones, y se espera que el mercado crezca a una CAGR de más del 20% hasta 2027. Y su progreso estará asociado también al uso de tecnologías como el análisis de big data, que permite extraer el máximo valor de la información capturada por estas aeronaves en sus diferentes modalidades, o las tecnologías basadas en la nube. Porque los drones no solo están equipados con cámaras convencionales, sino que cada vez se usan más otras tecnologías de captación, desde cámaras infrarrojas a radares láser LIDAR y otras tecnologías que permiten mapear el terreno con gran precisión, y revisar parámetros como la temperatura y la humedad del suelo, entre otros. E, incluso, para la fumigación de cultivos y otros usos agrícolas.

Según los expertos, Asia Pacífico en general será una región de mucho peso en el mercado de drones en los próximos seis años, ya que muchos países están considerando regular con bastante manga ancha el uso de drones de ámbito civil, dejando espacio para las aplicaciones comerciales más innovadoras y con más futuro, como son los usos agrícolas, industriales y en el ámbito de la logística. Además, en la región se concentran los principales actores de la industria de drones, que están manteniendo el liderazgo mundial a través de la innovación constante, tanto para el gran consumo como para los usos comerciales.