Aumenta la demanda de servicios empresariales y de TI

  • Negocios

gestión servicios TI

Las perspectivas de recuperación económica están alimentando la demanda de servicios empresariales y de TI, a medida que las empresas recuperan la normalidad en sus actividades y retoman sus planes de digitalización. Los expertos de IDC han revisado al alza sus previsiones de crecimiento para el sector, que este año superará el trillón de dólares y seguirá creciendo a una CAGR del 4,3% hasta 2024.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

En los últimos meses el mercado de servicios empresariales y de TI ha se guido una tendencia bastante ajustada a las previsiones realizadas por los expertos en el segundo trimestre del año. Ahora IDC anticipa que los ingresos mundiales cerrarán 2021 con un crecimiento del 3,4% en moneda constante, alcanzando 1,1 trillones de dólares. Y, considerando el tipo de cambio actual y las fluctuaciones, nos ingresos nominales en dólares aumentarían un 6% con respecto a 2020.

Pero de cara a los próximos años IDC ha revisado al alza sus previsiones, y ahora creen que el mercado crecerá a una CAGR del 4,3% hasta 2024, por encima de las previsiones del 4,1% publicadas el pasado mes de abril. Los analistas indican que las mejores perspectivas económica han contribuido a generar un clima de optimismo entre los clientes empresariales, lo que está aumentando la demanda en muchos mercados, más allá de Estados Unidos. Y destacan el peso creciente que tendrán en este mercado los planes de digitalización acelerada guiados por los gobiernos de Europa y Asia Pacífico.

Las previsiones para las Américas son que este año los ingresos crecerán un 2,4%, ligeramente por debajo del pronóstico de abril, debido a que el crecimiento del PIB de la región se ha suavizado. Pero a medio y largo plazo la situación volverá a su curso normal, y ya en 2022 esperan un crecimiento del PIB del 3,7%, que contribuirá a estimular la inversión empresarial en servicios de TI. Estas cifras tienen mucho que ver con la relajación de la economía en América Latina y Canadá, que ha llevado a una revisión del pronóstico a la baja para este mercado, pero las cifras mejorarán en los próximos años a medida que se recuperen las monedas locales.

En el caso de Europa las previsiones de IDC siguen siendo muy optimistas y, como ya expresaron sus analistas en abril, se espera que la región sea responsable de alrededor del 30% del crecimiento total de la industria. Su pronóstico a largo plazo es que el mercado de servicios empresariales y de TI en Europa Occidental crecerá por encima del 3%, superando notablemente el progreso del PIB. Esto se debe a los estímulos gubernamentales y a las políticas de inversión a largo plazo en transformación digital y en los nuevos modelos industriales. Además, en la subregión de Europa Central y Oriental este año se recuperarán los niveles anteriores a la pandemia, con buenas perspectivas de cara a los próximos años.

Por su parte, Medio Oriente y África verá recortadas las previsiones anteriores, debido a los precios emergentes de la energía y las materias primas. Pero se espera que los grandes proyectos nacionales que se han puesto en marcha para estimular el gasto en infraestructura y digitalización ayuden a recuperar las inversiones. IDC prevé que para 2025 se recuperaría el ritmo de gasto, creciendo para entonces un 6,5%, pero se muestran cautos a la hora de concretar más, debido a los problemas que están enfrentando los países de la región para hacer frente a la pandemia, con tasas de vacunación muy bajas y con restricciones que ya no se dan en otros países de EMEA.

En Asia Pacífico las perspectivas anteriores se mantienen prácticamente sin cambios, y se espera que las economías más fuertes (Japón Corea del Sur y Australia) crecerán en torno a un 2-3% este año. Y los países de economías más modestas crecerán por encima de estos niveles, especialmente Nueva Zelanda y Singapur. Por otro lado, IDC espera que China vea un crecimiento interanual del 11% este año, pero su progreso se moderará mucho en los próximos años, una vez que se cubran los pedidos retrasados a causa de la pandemia. Por ello, en 2022 el crecimiento bajaría a un 4%, retomando el ritmo de crecimiento anterior a la pandemia en los años siguientes.

Xiao-Fei Zhang, director de investigación de Mercados y Tendencias de Servicios Globales en IDC, “la necesidad de transformación digital y la restricción demográfica en el grupo de talentos, acelerada por la pandemia, las interrupciones de la cadena de suministro global y la pérdida de políticas monetarias, han creado el empuje y el tirón perfecto para los compradores empresariales. Por lo tanto, nuestras perspectivas de crecimiento para el mercado de servicios empresariales y de TI siguen siendo optimistas”.