Las pérdidas del mercado de roaming se aceleran con la llegada de 5G

  • Negocios

torres Telxius

En los próximos cinco años las pérdidas del mercado de servicios de roaming van a crecer hasta superar los 2.000 millones de dólares, a causa de la dificultad para distinguir entre servicios 4G y 5G. Esto obligará a los operadores a replantear su estrategia y emplear nuevos protocolos de identificación del tráfico en itinerancia, que se apoyarán en tecnologías de analítica basadas en aprendizaje automático.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

La interconexión
omnipresente
 Leer

Desde que la pandemia redujo al mínimo el turismo y los viajes de negocios los operadores de telecomunicaciones han experimentado un gran descenso en los ingresos por roaming. Pero a pesar de la recuperación de la normalidad las pérdidas en el negocio de itinerancia van a seguir descendiendo rápidamente, y los expertos pronostican que para 2026 dejarán de ingresar más de 2.100 millones de dólares. Según la última investigación realizada por Juniper Research, esta impresionante caída del 331% en los ingresos se deberá principalmente a la incapacidad para distinguir entre el tráfico 4G y 5G en las redes móviles, a causa de estándares y tecnologías anticuadas.

En principio, parece imposible evitar las pérdidas, pero según los expertos los operadores podrán mitigarlas a través del protocolo BCE (Billing & Charging Evolution), un estándar industrial desarrollado por la organización GSMA. Esta introduce nuevas capacidades que permiten la identificación del tráfico en itinerancia a través de diferentes tecnologías de red. Con ella, los operadores podrán determinar cuándo las conexiones de roaming corresponden a 5G, maximizando el valor de los servicios de itinerancia de alta velocidad de los 4G.

Los expertos afirman que esta estrategia permitirá superar el problema de identificación errónea de los datos, que se va a agravar a medida que aumente el número de suscriptores 5G en todo el mundo y que el turismo vuelva a niveles prepandémicos. Las estimaciones más recientes de Juniper Research son que este año habrá 5 millones de suscriptores 5G, pero para 2026 aumentarán hasta más de 200 millones.

Para aprovechar las oportunidades que ofrecerá el volumen creciente de servicios 5G en itinerancia los expertos recomiendan a los operadores comenzar por identificar las áreas emergentes de posible fuga de ingresos. Y afirman que las herramientas de análisis basadas en aprendizaje automático pueden ayudarles a evaluar de forma más eficiente el comportamiento de roaming y el uso de datos. También opinan que deberían abandonar las prácticas habituales de compensación de roaming y adoptar BCE para lidiar con la creciente complejidad de los procesos de compensación.

Scarlett Woodford, autora de este estudio, dice que “al combinar BCE con suites de análisis de roaming habilitadas para IA, los operadores estarán en una posición ideal para hacer frente al aumento de los datos de roaming. Separar el tráfico de roaming por conectividad de red es esencial para permitir a los operadores cobrar a los socios de roaming en función de la latencia y la velocidad de descarga, y maximizar los ingresos generales de roaming 5G”.