Los pagos digitales crecerán un 70% en Europa en los próximos 5 años

  • Negocios

ecommerce pago

El comercio electrónico ha aumentado rápidamente en Europa, impulsando el uso de formas de pago digital, y los expertos esperan que su uso crecerá un 70% en los próximos cinco años. Los consumidores prefieren emplear medios de pago locales en vez de tarjetas internacionales, pero muchas empresas tienen dificultades para implementar la tecnología necesaria, y los expertos recomiendan a los proveedores de pasarelas de pago que se centren en este punto para capturar más volumen de negocio.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio Leer 

En el último año y medio el comercio electrónico se ha disparado en todo el mundo, y se espera que alcance un valor de 6,9 trillones de dólares para el año 2025. En este modelo comercial los consumidores quieren realizar el pago de sus compras con su método de pago preferido, que en muchos casos es un medio de pago local, lo que complica las cosas para los comerciantes. Según el Almanaque de Pagos 2021 elaborado por la Fintech de plataformas de pago PPRO, el 77% de las compras en línea globales no se realiza con una tarjeta de crédito internacional, sino con un método de pago local. Pero muchas empresas carecen del conocimiento, las licencias y la tecnología para realizar transacciones locales.

Para los proveedores de servicios de pago y otras empresas con plataformas de pago habilitar formas de pago alternativas y locales es complicado, ya que se requiere un mayor conocimiento sobre las culturas de pago locales, las regulaciones y los métodos de pago locales específicos de cada mercado. Esta es la clave para que el comercio electrónico pueda operar a nivel internacional, aprovechando la globalización, y los expertos recomiendan a los proveedores de pago y a las empresas que se centren en ampliar sus posibilidades para poder adentrarse en nuevos mercados.

El informe Payment Almanac 2021 ofrece una visión del panorama de comercio electrónico y pagos digitales en las diferentes regiones económicas, y concretamente en Europa pronostica que el uso de pago digital aumentará un 70% entre 2020 y 2025. En Europa Occidental y Central los consumidores pagan actualmente el 45% de las compras online con una tarjeta de débito o crédito. Le siguen las transferencias bancarias, que suman un 25% de los pagos online, y los monederos digitales, que representan el 23% del total.

Los analistas destacan que en 2020 el volumen de envíos de comercio electrónico creció un impresionante 149% en las compras internas de la región, y un 123% en las compras transfronterizas que provienen del exterior. Reino Unido, incluido en esta región, registró un valor de 282.800 millones de dólares, y se prevé que la cifra crecerá a 355.000 millones para 2025. En este país el 32% de los consumidores utiliza varios monederos digitales, y está aumentando el uso estos pagos y de los dispositivos móviles. Mientras que en Europa Occidental la mayoría de las transacciones se realiza por transferencia bancaria, de uno u otro modo, en Europa del Este el 24% se realiza en efectivo.

En Norteamérica es donde actualmente se concentra la mayor parte del comercio electrónico, con un 50% de todas las compras transfronterizas entre Canadá, México, Corea del Sur y Brasil. En APAC el 60% de los consumidores utiliza monederos digitales, superando a cualquier otra región del globo, destacando el porcentaje de consumidores chinos que usan monederos digitales como Alipay y WeChatPay, y se producen gran cantidad de transacciones transfronterizas en países como Australia y Nueva Zelanda. Según los responsables de este informe, en Latinoamérica es donde más debe evolucionar el ecosistema de pago digital, ya que los consumidores pagan sobre todo con tarjetas bancarias locales y otros métodos de pago propios de la región.

Según Claire Gates, directora comercial de PPRO, “la realidad del panorama actual del comercio electrónico es que las marcas ya no están aisladas en un país o región, sino que realizan negocios a través de múltiples fronteras. Este auge del comercio electrónico transfronterizo y la proliferación de métodos de pago locales especializados ha intensificado el desafío para las empresas que buscan hacer transacciones simples y seguras. El Almanaque de Pagos de 2021 no solo proporciona un recurso para reconocer mejor las tendencias de los consumidores en cada país, sino que muestra cómo está aumentando la complejidad de los pagos. Las marcas deben comprender estas diferencias regionales si quieren captar nuevos clientes”.