Europa lidera el mercado mundial de banca abierta

  • Negocios

banca

Los pagos facilitados por Open Banking están comenzando a coger tracción en el comercio mundial a raíz de las nuevas regulaciones sobre la cesión de datos a terceros en la banca. Según los expertos, el volumen de estas transacciones aumentará un 2.800% hasta el año 2026, un impresionante crecimiento liderado por Europa, que para entonces acaparará el 75% de los usuarios a nivel mundial.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Webinar 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

El concepto de Open Banking implica que las entidades bancarias pueden compartir los datos de los usuarios con terceros a través de API abiertas, lo que permite personalizar más los servicios financieros y facilita el pago. Las regulaciones que han habilitado estas prácticas están dando sus frutos, y este año el volumen de pagos habilitado por la banca abierta se acercará a 4.000 millones de dólares en todo el mundo. Según una investigación realizada por Juniper Research, los pagos facilitados por Open Banking van a aumentar un 2.800% hasta el año 2026, para cuando podrían superar los 116.000 millones de dólares.

Este crecimiento se deberá a que los usuarios se están concienciando de las ventajas que ofrece la banca abierta, y asumen que sus entidades bancarias comparten sus datos con terceros a medida que adoptan el marco impuesto por la normativa PSD2. Esto hace que los consumidores realicen sus pagos directamente desde sus cuentas bancarias a través de todo tipo de plataformas, lo que según los expertos supone una amenaza para el pago con tarjeta en el comercio electrónico.

En este informe explican que, aunque el pago con tarjeta está bien establecido, el acceso autorizado a las cuentas puede reducir el riesgo de fraude, gracias a las reglas de KYC (Know Your Client). Por ello, recomiendan a los proveedores de pagos que se asocien con los proveedores de API de Open Banking, lo que permitirá reducir los riesgos derivados de la desintermediación.

Un dato clave de este estudio es que Europa va a liderar absolutamente el ecosistema Open Banking en estos próximos cinco años, y esperan que para 2026 la región cuente con el 75% de todos los usuarios de banca abierta a nivel mundial. Esto da una medida del éxito que está teniendo para los bancos la implementación de PSD2, que ha dado una gran ventaja a las entidades que operan en Europa.

Aunque los expertos recomiendan a los proveedores de API que vayan más allá de los requisitos mínimos que establece esta regulación, desarrollando casos de uso más avanzados, como la agregación de productos financieros adicionales, tales como los préstamos, las tarjetas de crédito y las hipotecas. En opinión de Damla Sat, coautora de la investigación, “si bien PSD2 es un gran punto de partida, no es el objetivo final de Open Banking”. Afirma que “la regulación de apoyo debe ser una plataforma para una innovación mucho mayor. Ha comenzado la carrera para que los proveedores desarrollen las capacidades más atractivas para el futuro de Open Finance”.

Por otro lado, los expertos señalan que en el gobierno de Estados Unidos están aumentando las voces a favor de este tipo de prácticas, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer para construir un ecosistema equivalente al europeo. Pero esperan que en los próximos años se produzcan movimientos importantes de fusión y adquisición que tendrán como objetivo sentar las bases de la banca abierta, a medida que se evalúan las futuras regulaciones.