Mejoran las perspectivas del sector TIC español para final de año

  • Negocios

crecimiento

La mayoría de empresas TIC españolas espera aumentar su facturación para enero de 2022 y tres cuartas partes anticipa que mejorará la situación laboral para el cambio de año. Este optimismo es reflejo de la recuperación que está experimentando el sector tecnológico nacional, cuya productividad ha subido de nuevo a niveles prepandémicos, aumentando los ingresos y la demanda de talento.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

Tendencias tecnológicas de alto impacto para tu negocio Leer 

A consecuencia de la incertidumbre generada por la crisis sanitaria se produjo una corriente de relativo pesimismo en el sector TIC español, pero este año la situación se ha revertido, y a finales de año el clima mucho más positivo que hace un año. Según el último barómetro mensual TIC Monitor, elaborado por VASS y el Centro de Predicción Económica CEPREDE, este mes han subido las expectativas de ingresos y de generación de empleo en el sector tecnológico nacional.

El índice de actividad ha pasado de los 30,8 puntos del mes pasado a 63,1 en la escala de +/-100 puntos, el registro más alto desde mayo de 2019, que además supera ampliamente la media europea (42,9 puntos). Según las cifras de este informe, el 81,6% de las empresas TIC españolas espera incrementar su facturación entre noviembre de 2021 y enero de 2022.

En el ámbito laboral, la contratación ha alcanzado niveles récord en los últimos 22 meses, con un índice de 51,4 puntos positivos, y un 75,7% de las empresas espera que la contratación aumente con el cambio a 2022. Antonio Rueda, director de VASS Research y responsable de TIC Monitor, comenta: “como vaticinábamos en nuestra última entrega, este contexto de crecimiento ha vuelto a equilibrar la ratio de productividad del trabajo que, aproximada a través de la facturación por empleado, ha estado en terreno negativo a lo largo de la crisis”.

Este optimismo se ve reflejado en las cifras del negocio, que han crecido un 12,6% durante desde el mes de agosto, y también en la generación de empleo, que ha aumentado un 5,5% en los últimos seis meses, alcanzando el nivel más alto de los últimos 33 meses. Aunque Rueda dice que “el problema sigue estando, y se hace cada vez más patente, en la escasez de talento cualificado. Ello se traduce en niveles de rotación anormalmente elevados, y unos inquietantes síntomas de inflación salarial”.

Aclara que desde el inicio de la pandemia hasta el segundo trimestre de 2021 los costes salariales han aumentado casi un 7% en total, y los rebotes de la inflación son un problema real que está abriendo un nuevo desequilibrio que afectará a los precios finales de los proyectos de digitalización. Pero en general el panorama y el sentir de las empresas TIC españolas es positivo, y se anticipa una etapa de mejoría y reequilibrio para el año que viene.