Las empresas TIC españolas aumentan su facturación y siguen generando empleo

  • Puesto de trabajo

pyme trabajadores

En los últimos 12 meses el sector TIC español ha incrementado las contrataciones y la facturación por encima de la media española, gracias al impulso de digitalización que se ha producido a raíz de la pandemia. Este crecimiento ha sido el mayor desde diciembre de 2019 y muestra el importante papel que van a tener las empresas tecnológicas en la recuperación económica del país.

El último barómetro mensual TIC Monitor, elaborado por VASS y el Centro de Predicción Económica CEPREDE revela que el sector de servicios TIC español se ha convertido en uno de los más importantes para la recuperación económica tras la crisis sanitaria. Entre mayo de 2020 y mayo de 2021 ha incrementado su facturación en un 16,2% interanual, y en estos doce meses ha aumentado el volumen de contrataciones en un 3,9%, sobre todo de empleados con talento especializado.

Estas cifras son las más elevadas desde finales de 2019, antes de que se registrasen los primeros contagios de COVID-19 en el país, por lo que los expertos se muestran muy optimistas sobre el papel de la industria en la creación de empleo. En este informe ponen en valor la resiliencia que están mostrando las empresas de sector TIC, y prevén que esta tendencia seguirá creciendo en los próximos meses. Las perspectivas para los próximos meses son que dos tercios de las empresas aumentarán su facturación entre agosto y octubre de 2021, auque en el caso de la generación de empleo las perspectivas son más conservadoras.

Antonio Rueda, director de VASS Research y responsable de TIC Monitor, explica que “este clima de optimismo vuelve a ser mayor que el promedio de la Unión Europea. Realmente se viene apreciando así en los últimos seis meses. En ese lapso, los empresarios españoles se han manifestado un 48% más optimistas que sus equivalentes europeos en lo referente a la evolución a corto plazo de la actividad y la facturación”.

Aunque en lo que se refiere a la creación de nuevos puestos de trabajo, las expectativas son más contenidas que la media europea. El pronóstico de este barómetro es que el índice de contratación laboral a corto plazo está en 17,9 puntos positivos, en una escala de 100. Esto implica que un 59% de las empresas espera crear empleo neto, mientas que un 41% anticipa posibles recortes en la plantilla.

Rueda dice que, a pesar de que los datos son positivos, la falta de profesionales cualificados todavía está causando un cuello de botella en el flujo de creación de empleo y en la captación de talento. Explica que “el teletrabajo ha facilitado el desembarco de ofertas internacionales de empleo por corporaciones que operan en mercados con más márgenes y con capacidad de ofertar mejores salarios”.

Además, ha aumentado la demanda de profesionales con habilidades propias del sector TIC en otras industrias, lo que eleva la competencia y pone las cosas más difíciles a las empresas de sector a la hora de captar talento especializado. Y, según Rueda, el sistema educativo no es capaz de proporcionar el volumen de nuevos talentos digitales al ritmo que requiere la industria, una saturación que podría agravarse ante el constante aumento de la demanda.