La crisis de talento digital se ha agravado a raíz de la pandemia

  • Puesto de trabajo

pyme trabajadores

En el último año las empresas españolas han acelerado la digitalización, introduciendo nuevas tecnologías con las que los trabajadores no estaban familiarizados, como las relacionadas con el trabajo remoto y la ciberseguridad. Esto está agrandando la brecha de talento digital que afecta a nuestro país, lo que está afectando al mercado laboral y causando pérdidas económicas a las empresas y a la administración.

Recomendados: 

Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

La pandemia ha obligado a las empresas a acelerar la digitalización, adoptando tecnologías para habilitar el teletrabajo, el comercio digital y la interacción remota con sus socios y clientes. Pero en muchos casos los empleados no cuentan con las habilidades necesarias para trabajar con estas tecnologías, y tampoco gran parte de las personas que están en el mercado laboral buscando un nuevo empleo. Y este problema está siendo especialmente grave en España, donde la brecha de talento está agrandándose con más rapidez que en otros países de nuestro entorno.

Según el último estudio “Empleabilidad y Talento Digital” realizado por la Fundación VASS y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), la escasez de habilidades digitales entre los trabajadores y desempleados españoles está provocando importantes pérdidas a las empresas del sector TIC. Con el aumento exponencial del teletrabajo, ha aumentado el uso de tecnologías como las redes privadas virtuales (VPN), la nube, la ciberseguridad o las herramientas de videoconferencia y colaboración. Muchas de ellas no estaban en sus planes de digitalización, al menos a corto plazo, pero se han visto obligadas a implementarlas para seguir trabajando durante la crisis.

Esto ha incrementado rápidamente la demanda de profesionales TIC, pero el mercado laboral español no estaba preparado para ello, y se ha incrementado el déficit de talento digital. Este estudio revela que, en el último año, las contrataciones se han reducido en un 12,5%, lo que representa unas 3.600 contrataciones menos que el año anterior. Solo el ámbito de los servicios digitales el descenso de la actividad ha tenido un coste de 315 millones de euros anuales, y de otros 110 millones de euros en recaudación fiscal.

Por otro lado, los investigadores destacan que España es el país de la Unión Europea donde más ha aumentado el número de empresas que contratan especialistas en TIC, una cifra que ha aumentado en un 117% entre 2012 y 2020. Pero en este tiempo el número de egresados universitarios en ramas tecnológicas ha descendido en un 23,2%, lo que sitúa a España como el segundo país de la UE en el que menos ha crecido el número de profesionales con estos perfiles técnicos entre 2011 y 2019.

Y esto se debe a que las carreras tecnológicas no están logrando atraer a los alumnos, con el resultado de que solo una quinta parte de los estudiantes están escogiendo carreras STEM, cuando la media de los países más avanzados de Europa en este sentido es de un 28%. Y este porcentaje sigue siendo muy bajo para hacer frente a los retos del futuro, ya que la UE estima que para el año 2022 el 45% de los puestos de trabajo estarán vinculados a lo digital.