Las grandes empresas comienzan a utilizar monedas digitales

  • Negocios

financiacion dinero

La irrupción de las criptomonedas en la economía global ha introducido nuevas posibilidades en el mundo de los negocios y las grandes empresas se muestran cada vez más interesadas en estos activos digitales. Según Gartner, para el año 2024 el 20% de ellas utilizará monedas digitales en sus operaciones por ejemplo para sus transacciones comerciales.

Recomendados: 

Generando confianza en la cadena agroalimentaria con blockchain: descubre IBM Food Trust Webinar 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

En los últimos años las criptomonedas han adquirido mucha relevancia en la economía global, convirtiéndose en un activo cada vez más valioso en ciertos ámbitos, y se ha construido toda una economía de mercado alrededor de divisas como los bitcoins y otras monedas que han ido incrementando su valor. Esto ha llamado la atención de los gobiernos de regiones como Europa, que quiere regular el uso de criptodivisas, y también de las grandes empresas, que quieren explorar las nuevas posibilidades que pueden ofrecer estos activos para sus operaciones.

Según un informe de Gartner, para el año 2024 el 20% de las grandes empresas utilizará monedas digitales para los pagos, para almacenar valor o garantías. Hasta entonces, los directores financieros evaluarán los casos de uso y los riesgos potenciales de estos activos. En opinión de Avivah Litan, distinguido vicepresidente analista de la práctica de TI en Gartner, “el aumento de la aceptación generalizada de las criptomonedas en las plataformas de pago tradicionales y el aumento de las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) impulsarán a muchas grandes empresas a incorporar las monedas digitales en sus aplicaciones en los próximos años”.

Afirma que estas organizaciones utilizarán principalmente las monedas digitales para el pago, para tener una reserva de valor y para proporcionarles la capacidad de aprovechar las inversiones de alto rendimiento disponibles en las aplicaciones de finanzas descentralizadas (DeFi). Aunque Garner recomienda a las empresas interesadas en seguir este camino que aclaren primero los casos de uso específicos que pueden tener las monedas digitales en su negocio antes de evaluar las pilas de TI adecuadas para incorporarlas en su empresa.

Explican que cada caso de uso principal requiere que los directores financieros y los líderes de aplicaciones evalúen una serie de consideraciones tecnológicas, regulatorias, legales y estratégicas específicas. Entre ellas la selección de los proveedores de servicios más adecuados y la capacidad de monitorizar y reaccionar a los cambios regulatorios.

Alexander Bant, jefe de investigación en la práctica de Gartner Finance, comenta que “hemos notado un aumento en el interés en la moneda digital y las aplicaciones de blockchain entre los directores financieros desde el comienzo del año. Si bien la volatilidad de las criptomonedas sigue siendo una preocupación, la anticipación de una orientación regulatoria más clara y el advenimiento de las CBDC, ahora ofrece a los directores financieros más vías para casos de uso de pruebas de presión para las monedas digitales”.

Las previsiones de Gartner se basan en que la adopción de las monedas digitales estará impulsada por el entorno cada vez más saludable de proveedores de servicios y por la existencia de soluciones más maduras para casos de uso concretos en las grandes empresas. Litan comenta que “entre los casos de uso principales para las monedas digitales que hemos identificado, no habrá necesidad de que la mayoría de las organizaciones desarrollen una pila de aplicaciones blockchain personalizada”.

Afirma que “muchos grandes bancos, plataformas de pago, custodios institucionales de activos digitales y proveedores de billeteras ya han hecho el trabajo pesado en esta área, lo que debería proporcionar a las grandes empresas un mínimo de fricción en la implementación de sus propias aplicaciones de moneda digital”.

Por su parte, Bant señala otros factores que podrían aumentar la aceptación de las monedas digitales entre los directores financieros en los próximos 12 a 24 meses. Por ejemplo, una cobertura más amplia contra la inflación, unas regulaciones más claras, mejoras en el so de la energía y una mayor adopción entre los consumidores, proveedores y empleados.

Afirma que “siempre ha existido un atractivo teórico en el uso de blockchain y monedas digitales para los directores financieros como un medio para reducir costos, aumentar la velocidad de procesamiento de transacciones, llegar a nuevos clientes globales, avanzar hacia la contabilidad y auditoría continuas y crear un entorno libre de errores y fraudes”. Añade que “ahora, con la supervisión del Congreso comenzando a desarrollarse y el potencial de que más bancos centrales se unan a China para lanzar una CBDC, podemos ver un camino en el que el uso de monedas digitales será potencialmente más predecible y estable en el futuro”.

Por último, Bant está convencido de que “2022 es el año en el que esperamos que los directores financieros aumenten rápidamente su conocimiento sobre activos digitales, monedas y otras aplicaciones de blockchain. Cuando el CEO y los directivos comienzan a pedir la opinión del CFO, deben tener un punto de vista sobre los riesgos y puntos de diferenciación de su organización. Estamos empezando a ver que algunas empresas de Fortune 500 trazan escenarios sobre cómo responderán si un país o proveedor se traslada a hacer negocios solo con moneda digital y qué pasos tomarían como resultado”.