China comienza a paralizar los proyectos de minería de criptomonedas

  • Blockchain

Blockchain 7

Las autoridades de dos importantes regiones de China han anunciado la prohibición de las actividades de minería de criptomonedas, siguiendo con el mandato del gobierno. Esto responde a la política nacional que pretende posicionar al país como líder mundial en tecnologías blockchain, pero no en el campo de las divisas digitales, sino en la nueva generación de servicios basados en cadenas de bloques.

Recomendados: 

Generando confianza en la cadena agroalimentaria con blockchain: descubre IBM Food Trust Webinar 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Gestión de identidades en la Educación Superior Leer 

Las autoridades chinas están decididas a acabar con las actividades de minería de criptomonedas en el país, con el fin de derivar estos esfuerzos de inversión y tecnología a otras áreas de aplicación de la tecnología Blockchain, un campo en el que quieren convertirse en líderes mundiales. Porque las cadenas de bloques van a convertirse en parte fundamental de sectores en los que se realizan muchas transacciones digitales económicas y de información, como la industria financiera o la propia cadena de suministro.

Con este objetivo en mente, se acaba de anunciar la paralización de las operaciones de minería de criptomonedas en las provincias de Qinghai y Xianjing, ubicaciones donde estas actividades tienen mucho peso. Esta medida supone un paso más en la aplicación de la prohibición nacional, que acabará con las costosas y contaminantes infraestructuras dedicadas a la generación de criptodivisas, desviando los esfuerzos en el desarrollo de blockchain hacia otras áreas.

Hasta ahora, Xinjiang ha sido la zona de más actividad de minería en China, acaparando en torno a un tercio de los operadores del país, y Qinghai ha ocupado la novena posición, según las estimaciones de la Universidad de Cambridge que ha publicado la agencia Reuters. Y, teniendo en cuenta que China producía hasta ahora más de la mitad de bitcoins y gran parte de otras criptomonedas, estas medidas van a tener un impacto importante en el mercado mundial.

Además, se ha sabido que las medidas adoptadas por el gobierno regional en estas provincias incluirán la persecución de las instalaciones que realicen actividades de minería con falsos pretextos, como el trabajo en aplicaciones de big data. En estos casos se procederá igualmente al cierre inmediato y se aplicarán severos castigos. Y también se ha prohibido expresamente la comercialización de espacio y energía para actividades de minería de criptomonedas de cualquier clase, con el fin de erradicar completamente la actividad.

Algo similar va a suceder en la tercera región más importante de China en cuanto a la generación de monedas digitales, que es Mongolia Interior, donde ya se ha publicado un borrador con medidas restrictivas que podrían entrar en vigor a corto plazo. Esto está siendo percibido como una grave amenaza para la economía global, ya que muchos bancos y grandes fondos están trabajando con criptodivisas, y la paralización de las operaciones en China podría tener serias implicaciones en sus cifras.

Por su parte el gobierno chino afirma que sus intenciones son convertirse en el líder mundial de blockchain para el año 2025, para lo que pretende construir lo que denomina como un sistema industrial de blockchain avanzado. Esto abarcará estándares industriales, incentivos fiscales y mayor protección de la propiedad intelectual en el campo de las cadenas de bloques.