Las ventas de monitores para ordenador comienzan a moderarse

  • Negocios

oficina monitores

Después de más un año de crecimiento impulsado por la renovación de equipos en las empresas, el mercado de monitores para PC ha cambiado de signo en el tercer trimestre de 2021. Según ICD, la industria se enfrenta a un aumento de precios ocasionado por los mayores costos, a lo que se suman las dificultades existentes en la logística y la cadena de suministro, factores que han afectado a la demanda.

Recomendados: 

Tendencias tecnológicas de alto impacto para tu negocio Leer

CUSTOMER EXPERIENCE: Territorio digital Leer 

La venta de monitores para ordenador ha ido aumentando desde el primer trimestre de 2020, acompañando al auge del mercado de ordenadores, pero en el tercer trimestre de 2021 se ha llegado a un punto de inflexión y los envíos han comenzado a descender. Según las cifras publicadas por IDC, los envíos en este período se redujeron un 7,2% interanual hasta 34,8 millones de unidades. Y alertan de que siguen produciéndose desafíos logísticos y de suministro que agravan la situación de un mercado que se ha visto obligado a subir los precios ante el aumento de costos.

Aunque la situación no ha afectado de igual forma a todos los proveedores, ya que las grandes firmas como Lenovo o Dell han incrementado sus ingresos con respecto al año pasado, y sus envíos se han contraído solo un 2% interanual. Mientras tanto, los proveedores enfocados al gran consumo han visto una disminución del 12% en su mercado.

Los analistas de IDC esperan que, a medida que la demanda se vaya enfriando los envíos globales continuarán descendiendo y los precios de los componentes se irán estabilizando. De cara a este año, en el primer semestre los envíos aumentaron un 4,6% hasta 143 millones de unidades, un volumen que no se había visto desde 2012. El resto del año se moderarán las cifras, y los expertos esperan que en 2022 los envíos totales podrían descender por encima del 2% interanual, moderándose hacia final de año, a medida que se inicie otro período de actualización.

Jay Chou, gerente de investigación del rastreador mundial trimestral de monitores de PC en IDC, comenta que esperan “que el mercado logre un volumen máximo al finalizar 2021 con los niveles de envío más altos desde 2012. Incluso cuando las cosas se calmen, todavía vemos áreas de oportunidad en los próximos años. Los segmentos comerciales volverán a ser el principal impulsor de este espacio, pero los consumidores también se actualizarán con una base instalada mucho más grande, que se expandió durante estos tiempos desafiantes”.

Además, explican que los cambios que ha ocasionado la pandemia en la forma de trabajar de las empresas, impulsando el teletrabajo y el concepto de oficina doméstica, ha ampliado la base de usuarios de monitores de PC. El estudio a distancia también ha aumentado el número de usuarios domésticos, y cuando se produzca una nueva actualización el mercado se beneficiará de ello. Anticipan que esto comenzará a verse en 2022, pero para ello hará falta algún tipo de incentivos que fuerce a los usuarios a renovar sus monitores, algo que todavía podría tardar un tiempo en producirse.