La disponibilidad de tarjetas SIM se reducirá en 2022

  • Negocios

smartphone usuario

A pesar de que los fabricantes están tratando de aumentar la producción, este año la crisis de escasez de chips afectará a la disponibilidad de tarjetas SIM para dispositivos móviles. Aunque los formatos eSIM están posicionándose en muchas categorías de dispositivos conectados a redes celulares, las SIM extraíbles siguen dominando el mercado, y en 2022 los envíos serán inferiores a los niveles anteriores a la pandemia.

Recomendados: 

Reconstruir el comercio minorista con una base digital Leer

CUSTOMER EXPERIENCE: Territorio digital Leer 

Los dispositivos móviles vuelven a ganar tracción en el mercado, animados por la llegada de las redes 5G y por un impulso de renovación de terminales. En este contexto, los operadores de telecomunicaciones tendrán dificultades este año para suministrar tarjetas SIM, una categoría de dispositivo que se verá afectada por la escasez de chips, y los expertos creen que este año los problemas de este segmento se agravarán. Según una investigación realizada por ABI Research, los envíos de SIM extraíbles descenderán desde los 4.360 millones de 2021 a unos 3.930 millones en 2022.

Phil Sealy, director de investigación de ciberseguridad Telco en ABI Research, considera que esta escasez debería considerarse como u problema a corto plazo, y en 2023 el mercado se reactivará. Aunque cree que no se recuperarán los niveles anteriores a la pandemia hasta más adelante, debido a otros desafíos que enfrenta el mercado, “incluida una reducción continua en las tasas de reemplazo de tarjetas SIM y el próximo crecimiento de eSIM”.

Por otro lado, a un plazo más largo los mayores desafíos para el mercado de SIM extraíbles se presentarán en torno al mercado de teléfonos móviles, ya que se encuentra muy saturado y no ofrece muchas oportunidades de crecimiento. Sealy explica que “los precios de venta promedio de los teléfonos inteligentes se encuentran en niveles significativamente más altos que hace algunos años, lo que posteriormente afecta negativamente las tasas de rotación de tarjetas SIM extraíbles, a medida que los contratos de dispositivos se prolongan para distribuir el costo de los teléfonos inteligentes de mayor precio durante un período de tiempo más largo”.

Mientras tanto, el formato eSIM va a tener un impacto cada vez mayor en la industria, y ya se está viendo una mayor demanda de terminales dual SIM, que integran una eSIM y una SIM extraíble tradicional. La presencia de eSIM en los smartphones y otros dispositivos conectados no amenazará al mercado de SIM a corto plazo, pero en los próximos años podría convertirse en un sustituto en los modelos insignia de varios fabricantes destacados, como Apple.