Los operadores móviles aumentan la facturación por bienes físicos y digitales

  • Negocios

movil usuario

A medida que los consumidores incrementan el gasto en compras a través de las redes móviles, los operadores están aumentando sus ingresos como intermediarios en este canal. En los próximos cinco años la facturación por compras de bienes digitales y físicos cargados a la factura móvil crecerá un 37% hasta alcanzar 74.000 millones de dólares en 2026, consolidándose como un importante motor para el negocio.

Los operadores móviles están posicionándose como intermediarios en las compras online, tanto de bienes físicos como digitales, permitiendo a los clientes aplicar los cargos a la factura móvil. Este canal de ventas está ganando popularidad y los operadores están sacando provecho de ello, con previsiones de que la facturación de este tipo de compras sumará 54.000 millones de dólares este año. Según las últimas investigaciones realizadas por Juniper Research, esta cifra aumentará un 37% en los próximos cinco años, pudiendo superar los 74.000 millones para finales de 2026.

Entre las principales conclusiones de este estudio está que la categoría que más negocio mueve en este canal es la de juegos digitales, que representará algo más del 50% del total de la facturación de bienes digitales a través de los operadores móviles para el año 2026. Este ámbito de negocio asistirá a una aceleración de las estrategias de monetización, en las que tendrán un papel clave los juegos en la nube 5G y los modelos de suscripción a videojuegos. Y, para aprovechar las oportunidades que esto generará los expertos recomiendan a los proveedores de facturación de operadores que prioricen las asociaciones con las principales plataformas de juegos, incluyendo a las empresas emergentes del sector de juegos en la nube.

En general, la facturación de los operadores móviles proveniente de bienes digitales adquiridos por los clientes alcanzará unos 11.000 millones de dólares para el año 2026, un aumento nada desdeñable desde los 8.000 millones previstos para 2022. Los investigadores señalan que el crecimiento podría ser mucho mayor de no ser por los altos costes por transacción frente a los pagos con tarjeta y monederos digitales, aunque el alcance cada vez mayor de los operadores móviles se presenta como un factor convincente para los clientes, por lo que la facturación seguirá creciendo en los próximos años.

Nick Maynard, coautor de esta investigación, comenta que “frente a una transformación digital que se acelera rápidamente dentro de los pagos, los operadores pueden estar en el asiento del conductor para llegar a los usuarios potenciales, dado su acceso a los suscriptores existentes”. Y apunta que “aprovechar esta base de suscripción es fundamental para acceder a esta posible fuente de ingresos”.

Por otra parte, el gasto de los consumidores en bienes físicos a través de los operadores móviles también está irrumpiendo en este ámbito, y los expertos esperan un crecimiento explosivo del 270% en los próximos cuatro años. Actualmente la base de clientes es mucho más baja que en los bienes digitales, pero se prevé que la facturación en este segmento pueda alcanzar los 13.000 millones de dólares para 2026. Con esta perspectiva, los expertos recomiendan a los operadores móviles que traten de establecer asociaciones con los proveedores de comercio electrónico transfronterizos, que en su estrategia global necesitan establecer acuerdos con proveedores de pago locales.