Los operadores de telecomunicaciones europeos se centran en las PYMEs

  • Negocios

Pyme digital

El nuevo campo de batalla de los operadores de telecomunicaciones europeos está en los servicios empresariales enfocados a las pequeñas y medianas empresas y a las oficinas domésticas. La digitalización de las PYMEs y el trabajo remoto han abierto un mercado floreciente que los proveedores quieren abordar para asegurar los ingresos ante los cambios geopolíticos y en la cadena de suministro.

Recomendados: 

Nueve formas prácticas de optimizar tus costes IT Leer

Data cloud inteligente, clave para tu transformación digital Informe

Infome de pruebas:
VMware Work from home Documento

Las tensiones geopolíticas, el deterioro de la economía global y la incertidumbre en torno a la cadena de suministro están impactando en la industria europea de telecomunicaciones. Para afrontar un futuro incierto y asegurar los ingresos los operadores están cambiando de enfoque, centrándose en los servicios de telecomunicaciones empresariales para PYMEs y SOHO. Este tipo de clientes está buscando capacidades adaptadas a sus nuevas necesidades digitales, lo que está incentivando la competencia entre proveedores.

En su último informe sobre el mercado europeo de telecomunicaciones los investigadores de GlobalData destacan que a partir de ahora los operadores se centrarán más en expandir su cobertura geográfica, su cartera de productos y servicios y su base de clientes. Esta estrategia de tres puntos (expandir, añadir, crecer) se centrará en las pequeñas y medianas empresas y en las oficinas pequeñas/domésticas, segmentos que crecerán rápidamente a corto y medio plazo.

Según Robert Pritchard, analista senior de GlobalData, “la buena noticia para los proveedores de servicios es que la tecnología está en el centro de prácticamente todas las pequeñas empresas, hoy más que nunca. Esto puede variar desde un constructor que necesita ser contactado por clientes, socios y proveedores en cualquier momento y en cualquier lugar, hasta agencias de marcas de nicho que necesitan compartir archivos de medios enriquecidos con clientes de todo el mundo en tiempo real”.

Otra tendencia que está ganando fuerza en el sector europeo es la evolución de los servicios para PYMEs y SOHO desde los servicios de conectividad básica a una amplia cartera de servicios administrados de telecomunicaciones y TI. Estos clientes generalmente no tienen los conocimientos y experiencia necesarios para dar el salto tecnológico que necesitan, lo que deja un gran margen para que los operadores presten servicios de valor añadido, que van desde la capacitación al soporte clave para aplicaciones como Microsoft Teams.

Por otro lado, como señala Pritchard, la seguridad se ha convertido en un aspecto fundamental para los clientes, que perciben un gran riesgo de daños a la reputación de la marca, a las relaciones con los clientes y al negocio en general. Por ello, los proveedores de telecomunicaciones integrarán la seguridad en todas sus soluciones con el fin de proteger los sistemas, los datos y las comunicaciones de sus clientes.

Las oportunidades que ofrece el mercado de clientes empresariales pequeños vienen acompañadas de ciertos desafíos, y uno de los principales para los expertos es conocer más a fondo la cadena de valor/suministro y la posición relativa de la empresa para diferenciarse en un mercado de telecomunicaciones cada vez más competitivo. En este sentido, Pritchard considera que los proveedores pueden alcanzar el éxito centrándose en un enfoque estratégico concreto. Por ejemplo, en subsegmentos del mercado como la infraestructura, o en soluciones de valor añadido pensadas para convertirse en proveedores del equipo de trabajo TIC virtual para el cliente.

En sus conclusiones, Pritchard dice que la oportunidad de negocio en torno a PYMEs y SOHO es muy grande, pero el éxito no está en “tratar de ser todo para las empresas”. Es mejor identificar bien a los clientes objetivo y reducir el enfoque para perfeccionar la propuesta de valor más adecuada. Solo así se sentarán las bases para poder aumentar la participación en el mercado y los ingresos.