El mercado de pantallas comenzará a recuperarse en 2023

  • Negocios

television futbol

A lo largo de este año la demanda global de pantallas ha descendido por debajo de los niveles normales, una situación que se ha ido agravando con el progresivo aumento de la inflación. Pero los expertos pronostican que en los primeros meses de 2023 la caída tocará fondo y el mercado comenzará a recuperarse a partir de mediados de año, gracias al descenso generalizado de precios y a la introducción masiva de tecnologías con más calidad de imagen.

Tras el crecimiento del mercado de dispositivos de electrónica de consumo en los dos años de pandemia, el mercado de pantallas ha comenzado a mostrar signos de desgaste, y las ventas han descendido desde comienzos de este año. Como revelan las últimas cifras publicadas por Omdia, el mercado caerá más de lo previsto en 2022, ya que la demanda de televisores ha descendido un 6,9% este año, como consecuencia del aumento progresivo de inflación. Y los expertos señalan que 2022 será el primer año en el que la demanda de pantallas ha mostrado un crecimiento negativo.

Pero los investigadores anticipan que la caída de la demanda tocará fondo en la primera mitad de 2023 y las ventas de pantallas comenzarán a aumentar a partir del segundo trimestre. Como resultado, la demanda podría crecer un 6,2% interanual para finales del año que viene, animada por la fuerte caída de precios que se ha venido produciendo este año. Además, el crecimiento del consumo de contenidos digitales está llevando a muchos consumidores a plantearse la adquisición de tlevisores inteligentes para disfrutar de servicios de streaming sin necesidad de intermediarios, como los proveedores de televisión de pago.

Para entonces se espera que la inflación modere su crecimiento y que se mitiguen los problemas que ha sufrido el mercado por las interrupciones en la cadena de suministro y la crisis energética, que ha aumentado el costo de las materias primas. Ricky Park, analista principal sénior en la práctica de investigación de pantallas de Omdia, comenta que “los precios de los paneles y los precios minoristas que han caído durante más de un año, lo que puede estimular la confianza del consumidor, especialmente la velocidad de recuperación de la demanda de televisores de tamaño ultra grande, que han visto una fuerte caída en los precios”.

En el ámbito de las pantallas domésticas, los fabricantes se han centrado en la producción en masa de televisores de más de 70 pulgadas, con el fin de estimular un nuevo ciclo de renovación entre los consumidores. Y, a su vez, están esforzándose por optimizar la eficiencia de sus procesos de producción para reducir costes, lo que permitirá mantener precios bajos, más atractivos para los clientes potenciales.

Con la expansión de las tecnologías OLED las marcas pretenden aumentar su cuota de mercado, ofreciendo productos de mejor calidad de imagen por un precio competitivo. Los investigadores de Omdia pronostican que el mercado de televisores de más de 70 pulgadas crecerá más del 15% el próximo año, pasando de los 18 millones de unidades vendidas previstos para 2022 a 21 millones en 2023. Con ello, podría superar el 20% del mercado mundial de televisores en 2023.

Por otro lado, destacan que las pantallas de televisión representan alrededor del 80% del mercado total de pantallas planas, y la mejoría de ventas prevista para el año que viene tendrá un impacto positivo en las cifras generales del mercado. Aunque los expertos dicen que, a pesar de los esfuerzos que están haciendo los fabricantes para reducir las tasas de utilización de las fábricas, los niveles de inventario tardarán en normalizarse. Esto lastrará el desarrollo del mercado durante la primera mitad de 2023, retrasando la recuperación hasta el segundo semestre del año.