Estrategias digitales para liberar pedidos pendientes en la cadena de suministro

  • Negocios

comercio electronico

La congestión de la cadena de suministro global está lastrando el crecimiento de muchos negocios en todo el mundo y es preciso cambiar de estrategia para mitigar esta congestión. Gartner recomienda a los líderes de la cadena de suministro que lleven a cabo cuatro acciones para desarrollar una estrategia proactiva que permita liberar los pedidos atrasados del comercio digital.

Recomendados: 

Metología para adoptar SAP/4 HANA de forma rápida y económica. Documento

Descubre cómo optimizar tus gastos IT. Video

Transformación digital mediante `Data Cloud' Inteligente.  Informe

Desde los inicios de la pandemia el comercio electrónico ha experimentado un gran crecimiento, lo que ha puesto a prueba la capacidad de la cadena de suministro para satisfacer los pedidos. Tras más de dos años desde el inicio de la crisis, los pedidos siguen acumulándose y los directores de la cadena de suministro (CSCO) necesitan poner remedio a estos retrasos para incentivar las ventas directas a los consumidores y otras formas de comercio digital, lo que les permitirá maximizar sus ganancias.

Claudia Clemens, directora analista sénior de la práctica de cadena de suministro de Gartner, comenta que “la disrupción se ha convertido en la nueva norma para las cadenas de suministro. Especialmente durante la temporada competitiva de compras navideñas, las marcas que se quedan sin existencias corren el riesgo de perder un consumidor por una marca diferente”. En su opinión, la forma de superar las dificultades es aplicar una estrategia proactiva de pedidos pendientes y, para ello, recomienda llevar a cabo cuatro acciones.

Segmentar los productos de consumo

Gartner recomienda a los CSCO definir qué productos se convertirán con mayor seguridad en pedidos pendientes, estableciendo criterios para garantizar su entrega en plazos definidos. Además, durante este proceso de segmentación, una unidad de mantenimiento de existencias (SKU) que puede no estar pendiente de pedidos, puede incluirse en un grupo de productos considerados como sustituibles. Esto significa que, en caso de que se produzca falta de stock, los comerciantes pueden ofrecer alternativas a estos productos con más probabilidad de cerrar una venta. Ambos productos, principal y secundario, se consideran como sustituibles.

Clemens dice que “algunos productos de consumo son candidatos mejores o más confiables para pedidos pendientes, y algunos son más adecuados para ser sustituibles. Independientemente, cada producto debe tener una acción predefinida de falta de existencias que se haya asignado en función de factores que incluyen el ciclo de vida del producto, la confiabilidad del suministro, los plazos de entrega y el riesgo/beneficio de mantener el inventario disponible frente a fabricar a pedido”.

Métricas más precisas de pedidos pendientes

Gartner aconseja implementar métricas de visibilidad de extremo a extremo en la cadena de suministro, lo que ayudará a superar con éxito los posibles cambios y reveses en la demanda de productos y en la capacidad de fabricación y suministro. En opinión de Clemens, “a menudo, los pedidos pendientes se han visto como transacciones ocultas dentro de la cadena de suministro real. Un pedido está pendiente, pero puede perderse en medio de las operaciones diarias, más definidas, más visibles”.

Por ello, considera que es vital llevar a cabo un seguimiento más preciso de toda la cadena de suministro para saber si la demanda aumenta más de lo previsto o si la disponibilidad será más limitada de lo previsto. Esto permitirá gestionar mejor las fechas de entrega y evitar el vencimiento de plazos de los pedidos atrasados.

Involucrar a otras áreas del negocio

En el funcionamiento de la cadena de suministro influyen otras funciones de la organización, incluyendo a los socios internos y externos. Por ello, para gestionar mejor los pedidos atrasados los expertos de Gartner recomiendan involucrar a departamentos como el de servicio al cliente, almacén y logística, ventas y marketing y el área de cumplimiento. Y también a los proveedores y a los propios consumidores.

En opinión de Clemens, “la participación de funciones cruzadas debe comenzar en el proceso de planificación, al realizar la segmentación de productos y decidir qué artículos se pueden pedir en espera o sustituir. A partir de ahí, las discusiones sobre pedidos pendientes deben ser un tema constante en las reuniones de ventas y operaciones. Involucrar a los proveedores en las estrategias de pedidos pendientes también es esencial y les da la oportunidad de descubrir cualquier riesgo desconocido por adelantado”.

Cambiar el enfoque de la planificación de pedidos

El rendimiento de la cadena de suministro se vuelve inconsistente el centrarse únicamente en tener existencias y reducir la posibilidad de quedarse sin ellas. Por ello, Gartner recomienda integrar la planificación de pedidos en la estrategia de la cadena de suministro para mejorar la ejecución general y proporcionar información valiosa para agilizar las operaciones y las ventas.

Clemens apunta al uso de estrategias de comercio unificado para ofrecer a los consumidores más posibilidades de cara a la recepción de pedidos, como la posibilidad de efectuar la recogida en tienda o aprovechar opciones de disponibilidad basada en la ubicación. Y señala que “los clientes esperan una experiencia unificada que conecte fácilmente lo digital y lo físico, que converja con los dispositivos móviles, las redes sociales e Internet de las cosas (IoT) y, por lo tanto, pueda servirles como sea, cuando sea y donde sea”.