Las empresas de criptomonedas reducen su presencia en el patrocinio deportivo

  • Negocios

deporte-campo generica

Desde 2021 muchos clubes deportivos han firmado acuerdos de patrocinio multimillonarios con empresas dedicadas a las criptomonedas, pero el declive del sector está generando gran desconfianza y se está reduciendo rápidamente el volumen de contratos. La volatilidad del mercado cripto está poniendo en riesgo la solvencia de muchas de estas empresas, y la industria del deporte necesita cambiar su enfoque y buscar patrocinadores que ofrezcan más garantías, aunque sea a más corto plazo.

  Recomendados....

» El CIO estratégico vincula la optimización de costes a los resultados de negocio (Gartner) Informe
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción, ¿por qué? Documento
» Headless CMS, un abanico de oportunidades en los proyectos empresariales
Leer

En los últimos años varias empresas importantes del sector de las criptomonedas se han convertido en patrocinadores de equipos deportivos, una nueva categoría de inversores que en 2021 alcanzó grandes acuerdos. Esto llegó a generar mucha preocupación, ya que el mercado de criptodivisas nunca ha sido tan estable como otros. Tras el colapso de FTX los clubes están cada vez más preocupados por la falta de solidez de estas empresas y en 2022 se ha reducido su presencia en el ámbito del patrocinio deportivo.

Los investigadores de GlobalData pronostican que en 2023 esta tendencia se acentuará, ya que la quiebra de FTX ha sentado un precedente de peso, debido a las pérdidas millonarias de algunos inversores. Se trata de un claro ejemplo de cómo una empresa dedicada a los criptoactivos puede caer rápidamente, a pesar de tener mucha popularidad, si los inversores sienten desconfianza en su negocio.

Para los expertos, uno de los problemas de la volatilidad del mercado cripto está en la falta de regulación. Pero Tanveer Aujla, analista de GlobalData, comenta que los reguladores norteamericanos han tenido muchas dificultades para introducir leyes para regular una industria muy desordenada, y opina que “la libertad que tiene el mercado digital hace que sea increíblemente difícil hacer cumplir cualquier tipo de leyes tangibles”.

En lo que se refiere al patrocinio deportivo, la quiebra de FTX ha tenido como consecuencia la cancelación de sus principales acuerdos, como el alcanzado con el estadio Miami Heat, que prometía 7.5 millones de dólares durante los próximos cinco años. El club esperaba que esta asociación a largo plazo fuese ventajosa, pero ahora deberá cambiar sus planes y buscar un nuevo patrocinador, una situación que está generando una gran desconfianza en otros clubes que han alcanzado acuerdos con firmas de criptoactivos.

En opinión de Aujla, este es un ejemplo de cómo el mundo del deporte tiene una visión demasiado cortoplacista, lo que ha llevado a muchos clubes a aceptar las jugosas ofertas de las empresas de criptodivisas, sin tener en cuenta que su mercado es altamente volátil y sus negocios son de alto riesgo. Y destaca que “las personas que se encontraban en lo más alto en 2021 ahora deben enfrentar la realidad de un mercado que se está hundiendo, con un mayor potencial para ir a la baja”.

Por ello, en 2022 la industria del deporte ha ido alejándose cada vez más de estos posibles inversores, y se espera que en 2023 seguirá reduciéndose el volumen de acuerdos con ellos. Además, cualquier patrocinio que se logre cerrar tendrá un valor muy inferior al que habría tenido en 2021, y su duración será igualmente menor.

Para los investigadores de GlobalData hay una lección que aprender de esta situación, y es que la industria del deporte debería abandonar el enfoque hacia el dinero fácil y rápido, aceptando propuestas de patrocinadores con negocios de poca solidez. Y recomiendan buscar acuerdos a más corto plazo, aunque sean aparentemente menos ventajosos, ya que son más seguros que adquirir compromisos con patrocinadores que podrían no ser capaces de cumplir con lo prometido.