Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aumenta el porcentaje de mujeres en el sector de la ciberseguridad

  • Puesto de trabajo

Mujeres trabajando

Como señalan algunas de las principales firmas de seguridad cibernética, equilibrar el porcentaje de mujeres y hombres en las empresas del sector es clave para mejorar la capacidad de las empresas y la innovación. Y un reciente estudio muestra que se está generando una tendencia en este sentido, aunque por ahora la proporción de trabajadoras del sector es de menos de una cuarta parte.

Estas cifras provienen del último estudio elaborado por el Consorcio Internacional de Certificación de Seguridad de Sistemas de la Información, o (ISC)2, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la educación y certificación en materia de seguridad cibernética. Los datos que ha recogido muestran que el personal femenino en las empresas de ciberseguridad es cada vez más joven y con mayor capacitación, lo que significa que las estrategias de fomento de la formación en este campo están calando entre las estudiantes.

Además, los expertos del (ISC)2 afirman que las mujeres están asumiendo los roles de liderazgo dentro de las organizaciones de la industria a tasas más rápidas que los hombres. Por el momento, las trabajadoras representan solo una cuarta parte (24%) de la masa laboral del sector, un porcentaje que no parece muy alto pero que supera al de otras industrias vinculadas a la tecnología. Y supera de largo al 11% registrado en anteriores investigaciones.

Aunque esta tendencia solo puede beneficiar al sector, (ISC)2 señala que existe una importante brecha salarial entre hombres y mujeres, algo que puede desalentar a las nuevas generaciones y perjudicar claramente al sector en su conjunto, que podría perder la oportunidad de aprovechar el gran potencial del talento femenino en este campo. Según dijo David Shearer, CEO del (ISC)2, “Los datos confirman lo que hemos estado viendo en los últimos años en el terreno. Más mujeres ingresan al campo de la seguridad cibernética con títulos de posgrado y no solo trabajan en las trincheras, sino también en la suite C”.

Y añadió que “Las mujeres en puestos de alto nivel fomentarán una mayor inclusión e inspirarán a las mujeres jóvenes a unirse a la industria, y ciertamente hay muchas oportunidades interesantes disponibles para quienes buscan inspirar un mundo cibernético seguro. La diversidad solo nos hace más fuertes”.

En su análisis del estado del sector, los expertos del (ISC)2, afirmaron que la generación más reciente de profesionales que llegan al sector está compuesta por un porcentaje creciente de mujeres. Por ejemplo, el 45% de las mujeres pertenecen a la generación Millenial, frente al 33% de los hombres, algo que tendrá u profundo impacto en la industria en los próximos años.

Otro dato a tener en cuenta es que el porcentaje trabajadores con estudios de postgrado es superior en el caso de las mujeres, con un 52% del total, mientras que los hombres con este nivel de estudios son el 44%. Esto está contribuyendo al cambio en las posiciones de liderazgo dentro de las empresas, ya que cada vez más mujeres están accediendo a posiciones de responsabilidad, y con más rapidez que los hombres. A este respecto, Jennifer Minella, presidente de la junta directiva de (ISC)2 dijo que “Es una señal alentadora de que más mujeres tienen éxito en la seguridad cibernética y ascienden de rango. Durante muchos años, este no ha sido el caso, y debemos continuar haciendo todo lo posible para que nuestra profesión sea acogedora para las personas más talentosas e innovadoras, sin importar el género”.

Aunque el (ISC)2 pone énfasis en que hay retos importantes a superar para que esta tendencia tenga futuro dentro de la industria de ciberseguridad. Especialmente la desigualdad salarial. Por ejemplo, el 17% de las mujeres encuestadas afirmaron tener salarios de entre 50.000 y 90.000 dólares anuales, frente al 29% de los hombres. Y el 15% afirmó cobrar entre 100.000 y 499.999 dólares anuales, frente al 20% de los hombres.