Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Crece el temor de que los ingenieros informáticos emigren a Francia

  • Puesto de trabajo

ingeniero de sistemas

El reciente anuncio de Francia de que establecerá políticas para atraer talento en campos como este ha hecho saltar las alarmas entre los representantes de eta especialidad de ingeniería. Ante el grave riesgo de que los profesionales cualificados emigren a otros países, perdiendo talento vital para el futuro de las empresas nacionales, demandan que el Gobierno lleve a cabo planes de estímulo para la retención de talento en sectores clave como este.

Las autoridades de Francia acaban de anunciar que impondrán cuotas de migración para estimular a las empresas del país a que atraigan profesionales al país, poniendo el foco en diferentes disciplinas, entre las que se encuentra la ingeniería informática. Esto ha puesto en alerta a los representantes de esta profesión y, concretamente, el presidente del Consejo General de Colegios Profesionales e Ingeniería Informática (CCII), Fernando Suárez, ha alertado de que esto puede generar problemas a la economía española.

Porque, en su opinión, actualmente en España no se logra cubrir la demanda de profesionales de ingeniería informática, y ha solicitado al Gobierno que se comprometa a regular el sector para fomentar la retención de talento dentro del país, en profesiones como esta, que considera clave para la economía. Porque, a pesar de que la movilidad laboral entre países europeos es relativamente saludable, ante la situación de escasez de talento en tecnología e informática, se teme una posible fuga de talento a otros países.

Más allá de cuestiones políticas, el CCII ve un peligro potencial en la estrategia francesa, ya que su mercado laboral ofrece incentivos más que interesantes para los ingenieros informáticos españoles. En sus declaraciones públicas, Suárez señaló que “tampoco en España cubrimos la oferta vacante y somos incapaces de ofrecer una legislación que regule la actividad de nuestros profesionales y reconozca el papel determinante que están llamados a jugar en la sociedad española de presente y futuro”.

Por ello, recomendó actuar deprisa para no acrecentar el problema de fuga de talento que aqueja a diferentes profesiones clave en España. Y dijo “¿Realmente queremos dejar que nuestro talento se escape? En España tenemos grandes profesionales, y en los últimos años debido a los avances tecnológicos, la demanda en el sector TIC es cada vez mayor”. Y, en nombre de su organización, demandó al Gobierno español que lleve a cabo una regulación urgente del sector, para garantizar que los profesionales de esta industria encuentren en España un entorno atractivo para desarrollar su carrera.

Porque, en sus palabras, “es fundamental que la administración facilite y fomente la creación de empresas de base tecnológica, y favorezca las condiciones laborales y fiscales para retener y atraer talento del sector TIC, destinado a ser el líder del progreso social y económico”. Aunque dada la actual situación política dentro de España, casi se puede descartar que se lleve a cabo una regulación a tiempo de impedir que este problema salga a la luz.