Este año los salarios TIC en España estarán sobredimensionados

  • Puesto de trabajo

trabajadores-jovenes-futuro

Según los expertos la carencia de personal cualificado para las profesiones tecnológicas más especializadas está dando lugar a una nueva burbuja de talento. Debido a ello, en 2020 prevé que las empresas españolas deberán hacer inversiones elevadas para contratar a trabajadores con las habilidades necesarias para las siguientes etapas de la transformación digital.

La falta de talento tecnológico es un problema muy grave que aqueja a la mayoría de sectores laborales, ya que las instituciones académicas no logran capacitar a suficientes futuros trabajadores con las capacidades necesarias. Por un lado, en muchos casos la formación en nuevas tecnologías no abarca todos los campos que requieren las empresas. Por otro, pocos trabajadores, ya sean nuevos o recualificados, cuentan con las habilidades de vanguardia que demandan las organizaciones para determinados puestos de trabajo, sobre todo los de alto nivel tecnológico.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Esto lleva a una competencia más agresiva en la contratación de trabajadores altamente cualificados, algo que se traduce en salarios artificialmente elevados. Esta burbuja tecnológica está creciendo en España, y, según un reciente estudio de la consultora de recursos humanos Social You, no solo afecta a los puestos más altos. De hecho, se han detectado trabajadores en prácticas con salarios de hasta 1.500 euros y, según el director de esta organización, Antoni Anglada, “lo hacen porque es más económico que salir al mercado a buscar ese mismo profesional cuando cuentan con dos años de experiencia”.

Esta tendencia de inflarlos salarios va a crecer en 2020, sobre todo en sectores como la industria 4.0, la banca, los seguros, la salud, el software, la seguridad o los juegos online. Se ha detectado una carencia importante en profesiones como la de programador de analítica y big data, campos en lo que las facultades de matemáticas o informática no pueden proporcionar muchas personas cualificadas al año. De hecho, según ciertos estudios recientes en torno al 17% de los empleos cualificados en etas áreas no podrán ser cubiertos por el sistema educativo actual, teniendo que recurrir a centros formativos privados especializados.

En palabras de Anglada, “la guerra tecnológica no es tal, en realidad, es una guerra por el talento. Las empresas con gran capital disponible serán las que puedan captar a los mejores, creando una situación en que las empresas con menos recursos sean menos competitivas por sus propias limitaciones para captar el talento”.

Ante este problema los analistas de Social You recomiendan recurrir a servicios especializados en reclutamiento de personal tecnológico especializado que comprendan las necesidades del mercado actual y los diferentes perfiles demandados por las industrias. Para Anglada, “No siempre es necesario entrar en una guerra económica para captar el talento, pues se puede contratar a profesionales que no corresponden al perfil ideal, pero que cuentan con la capacidad de aprendizaje en tiempo récord de las habilidades con mayor demanda”.

Por ello, en determinados casos priorizan a los trabajadores con determinadas “soft skills”, que les preparan para moverse en los entornos laborales actuales y para adquirir nuevos conocimientos digitales, por encima de otras capacidades como los conocimientos en lenguajes de programación. Pero casi la mitad de las empresas actuales no cuenta con sistemas parta evaluar las soft skills de los candidatos, por lo que necesitan el apoyo de servicios especializados.