Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Colaboración hombre-máquina para impulsar la transformación digital

  • Puesto de trabajo

Inteligencia artificial Robot.jpg

Muchos piensan que en la era digital el papel del hombre irá perdiendo importancia, a medida que las máquinas vayan haciéndose cargo de más trabajos que ahora desempeñas las personas. Pero los expertos afirman que esto no es así, y que en el futuro el papel de los humanos seguirá siendo fundamental, tanto en trabajos manuales como en la toma de decisiones, solo que deberán aprender a trabajar conjuntamente con las máquinas.

Desde la revolución industrial ha existido una percepción negativa sobre las máquinas, ya que su llegada propició una profunda transformación del mercado laboral, impulsando la destrucción de puestos de trabajo manual. Esto ha cobrado una nueva dimensión con el desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial, y ahora está creciendo el temor a que los humanos sean sustituidos por las nuevas máquinas en trabajos más especializados, incluso en ciertos trabajos en los que es preciso tomar decisiones.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Pero, según los expertos, este no es el camino que va a tomar el desarrollo tecnológico, sino que el objetivo de la IA y de las nuevas tecnologías de robótica va en la línea de la colaboración entre humanos y máquinas. Y no solo se refiere al futuro avance de la robótica colaborativa, sino a multitud de profesiones en las que lo digital y lo humano están convergiendo, haciendo que la interacción y la colaboración entre personas y máquinas sea no solo inevitable, sino recomendable.

El objetivo final no es que las máquinas inteligentes sustituyan a la fuerza laboral humana, sino que crear un nuevo paradigma de trabajo en el que se integren perfectamente humanos y sistemas digitales inteligentes autónomos o semiautónomos. Pero no al viejo estilo de la industria, donde las personas debían adaptarse al ritmo de las máquinas, sino bajo un concepto de colaboración y complementariedad, donde ambas partes puedan interactuar en beneficio del negocio, aprovechando sus puntos fuertes.

De hecho, según los últimos estudios de Accenture, las organizaciones que actualmente son capaces de hacer un uso combinado de la fuerza laboral humana y digital tienen muchas más posibilidades de éxito en sus estrategias de transformación digital. Los expertos de esta consultora denominan a estos espacios de trabajo combinados “sistemas futuros”, y afirman que permiten a las organizaciones crear objetivos comerciales ilimitados, más ágiles y “radicalmente humanos”.

Aunque cabe señalar que actualmente solo un 8% de las organizaciones estudiadas por Accenture está valiéndose de estos “sistemas futuros”, a pesar de que se ha demostrado que el crecimiento de los ingresos en estos pioneros es un 50% más alto que el promedio del resto. Así, recomiendan a las empresas que comiencen a explorar los entornos de trabajo que combinen humanos y máquinas para no quedarse atrás frente a la competencia, ya que este es el futuro. Sobre todo porque el uso de la IA, el aprendizaje automático, RPA o las nuevas tecnologías de robótica avanzada está aumentando. Y en este camino no hay vuelta atrás, ya que los beneficios operativos y comerciales son innegables.