Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Para 2024 el 60% de la fuerza laboral estadounidense estará compuesta por trabajadores móviles

  • Puesto de trabajo

Microsoft teletrabajo

El teletrabajo está expandiéndose rápidamente en Estados Unidos, donde los expertos prevén que para el año 2024 el 60% de los empleados trabajará de forma remota. Esto se verá especialmente en las empresas más vinculadas a la tecnología y con oficinas y espacios de trabajo digitalizados, ya que los trabajos manuales seguirán siendo mayormente presenciales.

Recomendados: 

El arte de la inteligencia artificial centrada en el cliente Leer 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Durante la crisis sanitaria la administración de Estados Unidos no se ha convertido precisamente en un ejemplo a seguir en lo que se refiere a la contención de la enfermedad, pero sus empresas están adaptándose a la situación, implementando rápidamente medidas de protección para sus empleados, especialmente el teletrabajo. Y los expertos opinan que esta transformación continuará en el futuro, apoyándose en las nuevas tecnologías y en la automatización de muchas tareas presenciales.

Según una reciente investigación de IDC, para el año 2024 el 60% de la fuerza laboral de Estados Unidos trabajará en remoto, pasando de los 78,5 millones de trabajadores móviles de 2020 a unos 93,5 a final del período. En opinión de Bryan Bassett, analista de investigación senior de Enterprise Mobility en IDC, “la disrupción de COVID-19 en la fuerza laboral de EE. UU. Ha tenido un impacto dramático en la forma en que operan las grandes empresas y continuará dando forma a cómo y dónde trabajan las personas en los próximos meses”.

En su informe añade que “la capacidad de movilizar rápidamente diferentes segmentos de la fuerza laboral de una empresa con soluciones móviles capaces y seguras nunca ha sido más importante, y las organizaciones estadounidenses señalan que la inversión en soluciones de seguridad y administración basadas en dispositivos móviles tendrá prioridad en 2020 y más allá”.

La definición que hace IDC de trabajadores móviles incluye a los empleados que disponen de dispositivos móviles proporcionados por su empresa para realizar las tareas y flujos de trabajo que tienen asignados. Y dividen a este tipo de trabajadores en dos categorías: trabajadores móviles de información y trabajadores móviles de primera línea.

Los primeros son los empleados que trabajan desde una única ubicación en tareas de oficina o cualquier otra vinculada al conocimiento. Estos tienen recursos informáticos destinados a crear, transformar o distribuir datos o contenidos a través de aplicaciones empresariales o de productividad. Y también puede englobar a los trabajadores que se mueven físicamente durante su jornada laboral.

El segundo tipo de trabajador móvil, el de primera línea, incluye a aquellos que realizan actividades operativas o de cada al cliente en el sitio o trabajo de campo que requiere acceso a datos, contenidos, aplicaciones o flujos de trabajo en movilidad. Esto incluye comerciales, enfermeros, técnicos de laboratorio, trabajadores de la construcción, la hostelería y cualquier otro trabajo de campo. Dentro de esta categoría los dos tipos principales son los trabajadores de campo móviles y los trabajadores móviles en el lugar.

Según IDC, los de primera línea constituyen actualmente la mayor parte de los trabajadores móviles de Estados Unidos (57%), pero en 2020 solo el 49% de ellos cuentan con los dispositivos móviles, mientras que este porcentaje es del 55% en el caso de los trabajadores de la información. En los próximos años el volumen de trabajadores móviles de primera línea crecerá ligeramente, pero el número de trabajadores de la información que se pasará al teletrabajo crecerá rápidamente, sobre todo durante los próximos 12 a 18 meses, debido al impulso transformador que se ha generado a causa de la pandemia.

En conclusión, Basset dijo que “para satisfacer las necesidades de más trabajadores móviles, remotos y que trabajan desde casa, las empresas estadounidenses han indicado que la seguridad móvil y las soluciones de gestión móvil serán las principales prioridades de gasto en el futuro para mantener la información y los trabajadores de primera línea productivos y seguros en los entornos de trabajo descentralizado”.