Los modelos de trabajo virtualizado reducen el rendimiento de los empleados

  • Puesto de trabajo

teletrabajo3

Según los expertos de Gartner, las organizaciones están perjudicando el bienestar y la productividad de sus empleados con los actuales modelos de diseño de trabajo virtualizado. Por ello, recomiendan centrar sus estrategias de trabajo híbrido en las personas y sus necesidades, en vez de trasladar los viejos modelos desarrollados centrándose en las oficinas.

Recomendados: 

Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

La introducción masiva del teletrabajo ha venido acompañada de grandes cambios operativos en las empresas. Pero muchas no están sabiendo remodelar sus procesos para adaptarse a los especiales requisitos que impone el trabajo híbrido, y como consecuencia están dañando el bienestar y el rendimiento de sus empleados. Esto se debe a que están tratando de recrear las características de la oficina en entornos virtuales para los trabajadores remotos, incluyendo sistemas de monitorización y aumentando el número de reuniones para mantener un mayor control sobre los trabajadores.

Como consecuencia, estos sufren una presión y una fatiga excesivas, generando un alto nivel de estrés que daña su bienestar y afecta negativamente a su eficiencia en el trabajo. Por ello, según los expertos de Gartner, las organizaciones deberían desarrollar un modelo de trabajo virtualizado más centrado en las personas, y no en la organización clásica de las oficinas. Opinan que esta es la única forma de construir un modelo de trabajo híbrido que impulse la productividad y la experiencia del empleado, lo que proporcionará más beneficios a la organización.

La última encuesta de Gartner sobre los entornos de trabajo híbrido revela que los intentos de las organizaciones de recrear la alta visibilidad del trabajo en las oficinas han hecho que los empleados tengan casi el doble de posibilidades de fingir que están trabajando. Y el aumento de las reuniones también está causando un mayor agotamiento en los empleados, que ahora tienen 1,24 veces más reuniones que cuando trabajaban presencialmente en las oficinas.

Como explica Alexia Cambon, directora de la práctica de Recursos Humanos de Gartner, “forzar un diseño creado para un entorno diferente exacerba la fatiga, y la fatiga impacta en muchos resultados de talento. Cuando los empleados experimentan altos niveles de fatiga, su desempeño disminuye hasta en un 33%, los sentimientos de inclusión disminuyen hasta en un 44% y los empleados tienen hasta un 54% menos de probabilidades de permanecer con su empleador”.

Por su parte, Jérôme Mackowiak, director de asesoría de recursos Humanos de Gartner, dice que “las organizaciones han reaccionado a esta crisis recreando lo que saben, pero en lugar de simplemente adaptar los principios del entorno in situ al mundo híbrido, las organizaciones deben desaprender los viejos hábitos y repensar fundamentalmente el diseño del trabajo. Obligar a los empleados a volver al entorno in situ podría provocar que los empleadores pierdan hasta el 39% de su fuerza laboral”.

Finalmente, el informa de Gartner proporciona una serie de recomendaciones para que las organizaciones puedan aumentar el rendimiento de sus trabajadores en el contexto del trabajo híbrido. El primero es proporcionar una mayor flexibilidad a los trabajadores, par que puedan elegir dónde, cuándo y cómo trabajar, rompiendo con el el viejo concepto de que los modelos de trabajo flexible no son de fiar, desarrollando principios que rijan esta modalidad laboral.

El segundo es habilitar la colaboración intencional, algo que incluso los líderes de recursos humanos consideran como una de las claves para impulsar la innovación. Esto implica apostar por el denominado trabajo sincrónico, que permite que las personas trabajen juntas, independientemente de que se encuentran dentro o fuera de la oficina. En palabras de Cambon, “la colaboración intencional democratiza el acceso a todos los modos de trabajo, centrado no solo en la ubicación, sino también en el tiempo dedicado, e incluye tanto las necesidades comerciales como las de los empleados”.

Finalmente, en Gartner recomiendan impulsar un modelo de gestión del trabajo más basado en la empatía, algo que muchos líderes ven difícil porque tienen una visibilidad mucho menor de los patrones de trabajo de sus empleados en los modelos de trabajo híbrido. Aunque el 89% de los líderes de recursos humanos reconoce que los gerentes deben aplicar la empatía en la gestión de los entornos de trabajo híbrido, las organizaciones están invirtiendo poco en este cambio, y los expertos de Gartner recomiendan adoptar una estrategia holística que se centre en romper las tres barreras más comunes relacionadas con la empatía, que son la habilidad, la mentalidad y la capacidad.