Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Predicciones de ciberseguridad para 2020

  • Seguridad

seguridad generica 4

La seguridad cibernética es un campo de batalla feroz, donde los delincuentes emplean técnicas cada vez más astutas y sofisticadas para violar la protección de las empresas. Esto lleva a las organizaciones a apostar por estrategias y tecnologías de vanguardia, con el fin de protegerse de los constantes intentos de robar sus datos, algo que en 2019 se guiará por una serie de tendencias.

Según la información que manejan los principales expertos en seguridad cibernética, España se encuentra entre los siete países más avanzados en materia de ciberseguridad. Las empresas de nuestro entorno son conscientes de los riesgos de una violación de sus sistemas, y además se encuentran bajo las estrictas leyes europeas en materia de protección de datos, lo que les hace estar más alerta que en otros entornos.

Durante este año se han llevado a acabo numerosos avances para combatir las vulnerabilidades de los sistemas en las empresas, y para prepararse ante el crecimiento de ciertas amenazas emergentes, pero los criminales están apostando cada vez más fuerte para llevarse el premio, tratando de roba los datos de empresas e instituciones públicas. Uno de los focos de estos ataques es la nube, a través de técnicas como el ransomware, y en 2020 los expertos creen que este método de ciberataque ganará más impulso aún que en 2019.

Otra de las tendencias que los expertos en seguridad deberán tener en cuenta de cara al próximo año es el aumento de los ataques contra infraestructuras críticas y servicios públicos. Esto supone que hay una masa creciente de delincuentes cibernéticos que han puesto sus miras en infraestructuras como el suministro eléctrico y de agua, que son de los sectores con más dificultades para mejorar su protección frente a interrupciones del servicio.

Esto lleva a los expertos a emitir serias recomendaciones para que los gobiernos y las empresas de infraestructuras críticas para el suministro de recursos básicos protejan mejor sus redes y tecnologías. Sobre todo a la luz de la transformación digital en la que se están embarcando estas organizaciones, un proceso que debe hacerse con las mayores garantías para los clientes, ya sean organizaciones o particulares.

En el sector bancario también se está preparando para un aumento de las amenazas de ciberseguridad, sobre todo tas la entrada en vigor de normativas como la PDS2, que abren las puertas a que terceras partes trabajen con los datos de los clientes. Esto, según expertos como los de la firma Kaspersky Lab, da lugar a nuevos vectores de ataque que los delincuentes informáticos no van a dejar pasar.

Los expertos del sector afirmaban que este año el sector de la ciberseguridad crecería un 7% en España, con una facturación de unos 1.307 millones de euros, que estaría impulsado por el avance de tecnologías como IoT, que amplían la superficie de ataque de las organizaciones. Pero probablemente el crecimiento sea mayor una vez que se conozcan las cifras de cierre del año, ya que las organizaciones públicas y privadas de España están cada vez más volcadas en mejorar su seguridad cibernética.