Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El fraude en los pagos online generará pérdidas de 200.000 millones en los próximos 5 años

  • Seguridad

Fraude Seguridad

Está aumentando el fraude en los pagos realizados a través de internet, un problema que cada vez genera más pérdidas económicas a los consumidores y las organizaciones. Los expertos prevén que esta tendencia continuará, haciendo que estas pérdidas puedan superar los 200.000 millones de dólares durante los próximos 5 años.

Una de las consecuencias negativas de la transformación digital es que el mayor uso de plataformas de pago por Internet está impulsando el fraude en los pagos online, lo que da como resultado cifras alarmantes de pérdidas económicas. Esto se debe a que los delincuentes están dedicando más esfuerzos al robo de datos y a la innovación en técnicas de fraude. Según el último estudio de Juniper Research, las empresas de correo electrónico, emisión de billetes de avión, transferencias de dinero y servicios bancarios van a experimentar el mayor impacto de este aumento del fraude en los pagos online.

Según sus estimaciones, las empresas del sector podrían sumar unas pérdidas totales de 200.000 millones de dólares por el fraude en pagos online entre 2020 y 2024. Los motivos de la concentración del fraude online en estos sectores son que las estrategias se están sofisticando cada vez más y que estas industrias han aumentado considerablemente los posibles vectores de ataque, debido a la creciente ubicuidad de los pagos digitales.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Por ello, los expertos recomiendan a todas las partes interesadas en la industria de pagos online que enfoquen sus estrategias de seguridad en el fraude omnicanal, extendiendo sus capacidades de ciberseguridad a los numerosos puntos de acceso. Y también recomiendan que la estrategia contemple el uso de tecnologías como la analítica y el aprendizaje automático para ampliar las capacidades de detección de posibles amenazas y comportamientos sospechosos.

Precisamente, los expertos señalan las técnicas de aprendizaje como herramientas fundamentales para mejorar los sistemas de detección y prevención del fraude. Esto se debe a su capacidad para analizar los flujos de transacciones de forma integral, permitiendo extrapolar patrones de comportamiento potencialmente vinculados al fraude. Según la investigación de Juniper Research, la incorporación de esta tecnología a las estrategias de lucha contra el fraude en los pagos online impulsará el gasto en esta tecnología en un 15% entre 2020 y 2024, pudiendo llegar a los 10.000 millones de dólares para final del período.

Según explicó Nick Maynard, coautor de este estudio, “la naturaleza en rápida evolución del fraude de pagos y la mayor sofisticación en los métodos de ataque requieren la adopción del aprendizaje automático a escala para minimizar el riesgo. La innovación constante en modelos analíticos y de datos es cada vez más esencial para limitar los comportamientos fraudulentos en los pagos”.

Otro dato que destacan los responsables de esta investigación es que el área en la que más está aumentando el volumen de fraude en los pagos online es el segmento de las transferencias de dinero digital. Y se espera que las pérdidas económicas aumentarán en un 130% entre ahora y 2024, destacando especialmente el crecimiento en los mercados emergentes, donde está aumentando significativamente el fraude de intercambio de tarjetas SIM y el que se basa en identidades sintéticas, ya que en estas regiones los sistemas de protección todavía no son muy efectivos contra estas prácticas.