Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Crecen los ataques de ransomware y DDoS en el marco de la pandemia

  • Seguridad

Ransomware

Los expertos en la lucha contra el cibercrimen alertan de que a raíz de la pandemia están incrementándose los ataques de ransomware y de denegación de servicio (DDoS). Los peligros para las organizaciones aumentan a medida que se expande el teletrabajo y los empleados recurren a sus propios ordenadores personales y a sus redes domésticas para trabajar, por lo que los expertos de la Europol recomiendan protegerse al máximo y ser cautelosos.

Con la llegada de la pandemia las empresas en muchos países se han visto obligadas a implementar de forma precipitada estrategias de teletrabajo, y esto implica una serie de nuevos riesgos de seguridad informática. En muchos casos los empleados se ven obligados a utilizar el mismo ordenador para los usos personal y profesional, y además se conectan a través de una red doméstica, menos segura que cualquier red empresarial. A pesar de que usen una VPN para acceder a la empresa, nada impide que los ciberdelincuentes puedan entrar a estos quipos a través de la red pública, empleando muy diversas vías.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

De hecho, al aumentar la vulnerabilidad de las empresas con estos nuevos puntos menos protegidos, los ciberdelincuentes están aprovechando la mayor superficie de ataque para intensificar sus ataques. De hecho, como acaba de informar la Europol, se está registrando un peligroso aumento de los secuestros de equipos a través de ransomware, que precisamente tratan de aprovechar los entornos de trabajo remoto para hacerse con el control de equipos y para extorsionar a las organizaciones.

Según indican desde Europol en su comunicado de alerta, el tiempo que transcurre entre la infección y la activación del ransomware está acortándose y, en su opinión, “los delincuentes no esperan el momento ideal para lanzar el ataque, sino que lo intentan lo antes posible”. En palabras de Catherine DeBoelle, directora ejecutiva de la agencia de policía europea, “Esta pandemia saca lo mejor, pero desafortunadamente también lo peor de la humanidad”, y los ciberdelincuentes se están aprovechando de la “situación surrealista”. que supone tener a tantas personas trabajando desde casa, para hacer su particular agosto.

Por ello, en su última investigación revelan que lo más probable es que las campañas de phishing y de ransomware se intensifiquen como nunca antes, incrementando tanto su alcance como su escala. Y, al mismo tiempo, alertan de que están viendo la luz nuevas familias de ransomware, con las que los delincuentes quieren explotar al máximo el potencial de esta situación excepcional.

Por otro lado, la Europol también ha informado de que en las últimas semanas se ha producido un ligero aumento de los ataques de denegación de servicio (DDoS), aunque esperan que estos aumenten mucho más en los próximos meses. Esto se debe a que las organizaciones tienen más dificultades para enfrentarse a este tipo de amenazas en las condiciones actuales, en las que las redes empresariales se están elastificando para dar cabida a tantos trabajadores remotos, poniendo a prueba su capacidad de entrega de servicios y saturando más sus sistemas.