Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de dispositivos de seguridad de red y centros de datos crecerá en los próximos años

  • Seguridad

seguridad hardware

La ciberseguridad es una preocupación creciente para las empresas, que se enfrentan a riesgos cada vez mayores tanto en sus terminales informáticos como en las infraestructuras subyacentes y las redes de datos. Esto está impulsando el mercado de seguridad de red y centros de datos, que en los próximos cinco años seguirá creciendo a una tasa interanual del 6%.

En lo que va de año las organizaciones se han enfrentado a un aumento del riesgo cibernético, ya que los ciberdelincuentes han aprovechado la pandemia para desarrollar nuevas estrategias y vías de entrada para acceder a los sistemas. Y no solo se trata de violar la protección de terminales informáticos, sino también de las redes y de los propios centros de datos, infraestructuras que interesan especialmente a los delincuentes.

Como consecuencia de la incertidumbre económica, el mercado de dispositivos de seguridad de red y centros de datos no está creciendo tan rápido como estaba previsto. Aun así, los expertos de Dell’Oro Group afirman que los ingresos seguirán creciendo a una tasa interanual compuesta del 6% hasta 2024, pasando de unos 14.000 millones de dólares en 2019 a unos 19.000 millones para final del período. Este mercado engloba los segmentos de firewall, seguridad de contenido, sistema de detección de intrusiones y sistema de prevención de intrusiones (IDS e IPS), y controlador de entrega de aplicaciones (ADC).

Otras conclusiones de este estudio son que la pandemia seguirá teniendo un impacto tanto positivo como negativo en la segunda mitad de 2020 y la primera mitad de 2021. Los analistas opinan que esto afectará especialmente al mercado de seguridad de red, compuesto por los segmentos de firewall, Seguridad de Contenido, IDS e IPS. Al margen de su impacto positivo, el negativo será un retraso en el gasto, que dejará un crecimiento plano en 2020 en su conjunto. Pero una vez que la pandemia remita, los expertos prevén que este mercado concreto recuperará un crecimiento interanual del 8% entre 2021 y 2024, llegando a unos 17,1 millones de dólares para final del período.

Mientras tanto, el mercado de ADC, que también se verá afectado en dos sentidos por la pandemia, cerrará 2020 con un crecimiento del 1%. Posteriormente, los expertos creen que el mercado se acelerará más rápidamente, pasando de un crecimiento plano entre 2019 y 2024 a una CAGR del 1%. Estas previsiones se fundamentan en el progreso de la transformación digital de las empresas y en su creciente necesidad de solventar los problemas que afectan a la seguridad de los datos y la continuidad del negocio.

Al mismo tiempo, se ha producido la irrupción del teletrabajo como medida de protección de los trabajadores y, aunque se prevé una disminución de entre el 20% y el 45% en el volumen de trabajadores remotos tras la pandemia, la seguridad de las redes e infraestructuras es cada vez más importante para las empresas. Por ello, continuarán invirtiendo en dispositivos y servicios de seguridad para entornos locales y remotos, lo que traerá beneficios a largo plazo. Otro factor que impulsará este mercado es el avance de la automatización empresarial e industrial, que obligará a invertir más en equipamiento de seguridad en los próximos años.